2 mujeres ganan el Premio Nobel de Química por la herramienta de edición genética CRISPR

Publicado el
2 mujeres ganan el Premio Nobel de Química por la herramienta de edición genética CRISPR

Emmanuelle Charpentier (izquierda) y Jennifer Doudna (derecha) ganaron el Nobel de química de este año por el desarrollo de una forma poderosa de cambiar el ADN. © PETER RIGAUD C / O SHOTVIEW ARTISTS; DEANNE FITZMAURICE

El Premio Nobel de Química 2020 fue para dos mujeres que desarrollaron una herramienta de edición de genes llamada CRISPR-Cas9, que corta el ADN como un par de tijeras moleculares.

La técnica «no sólo ha revolucionado la ciencia básica, sino que también ha dado lugar a cultivos innovadores y dará lugar a nuevos tratamientos médicos revolucionarios», dijo Claes Gustafsson, presidente del Comité Nobel de Química, en un comunicado.

Gracias a la capacidad de cortar con destreza secuencias específicas de ADN del genoma, los científicos pueden identificar las funciones de los genes.

Las aplicaciones prácticas podrían ser revolucionarias. Se podrían crear cultivos resistentes a la sequía y a las plagas y desarrollar terapias para el cáncer y los trastornos genéticos.

El sistema genético de cortar y pegar también se está utilizando en nuevas pruebas de diagnóstico de COVID-19.

El Nobel «por el desarrollo de un método para la edición del genoma» fue para Emmanuelle Charpentier, directora de la Unidad Max Planck para la Ciencia de Patógenos, y Jennifer Doudna, profesora de bioquímica, biofísica y biología estructural de la Universidad de California, Berkeley. Este es el primer Nobel de ciencia otorgado a un equipo exclusivamente femenino, según la revista Science.

El desarrollo de CRISPR-Cas9 comenzó por casualidad cuando Charpentier estaba estudiando la bacteria Streptococcus pyogenes, que causa una variedad de enfermedades desde amigdalitis hasta sepsis. La bacteria contiene una molécula llamada tracrRNA que protege al microorganismo contra la infección por virus, según un informe de 2011 de la revista Nature.

La sorpresa del tracrRNA fue que solo era un componente en un mecanismo de defensa más grande conocido como el sistema CRISPR / Cas, que las bacterias utilizan para cortar el ADN de los virus que intentan infectarlos.

Después de un ataque viral, las bacterias incorporan un fragmento de ADN viral en su propio genoma; estos trofeos de batalla se alinean en el genoma, aparecen repetidamente, y se conocen como «clusters of regularly interspaced short palindromic repeats» (grupos de repeticiones palindrómicas cortas regularmente interespaciadas), abreviado como CRISPR. Se cree que estos genes archivados ayudan a las bacterias a reconocer los virus y evitar futuros ataques.

Pero para cortar primero el ADN viral, las bacterias usan proteínas «asociadas a CRISPR», llamadas proteínas Cas, bajo la guía de tracrRNA y otras moléculas.

Después de su descubrimiento del ARNtracr, Charpentier comenzó a colaborar con Doudna, y las dos recrearon las tijeras genéticas de la bacteria en un tubo de ensayo. En su trabajo fundamental, publicado en el 2012 en la revista Science, simplificaron el sistema en una práctica herramienta de edición de genes, capaz de apuntar y cortar secuencias de ADN específicas del genoma.

Desde entonces, la herramienta se ha perfeccionado y utilizado para una amplia gama de aplicaciones, incluido el desarrollo reciente de pruebas de diagnóstico para COVID-19.

 

Una respuesta a «2 mujeres ganan el Premio Nobel de Química por la herramienta de edición genética CRISPR»

  1. Lastima que como siempre el verdadero descubridor y quien dio nombre al Crispr se quede en la sombra, como siempre los lobis farmacéuticos y médicos deciden. Francis Mojica es el verdadero científico que merece el reconocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *