3 defensas muy extrañas de algunos animales

0

En el mundo hay animales que se dejan comer fácilmente pero otros han desarrollado defensas increíbles para protegerse. Veamos algunas de ellas.

Mochila de cadáveres

Las chinches asesinas reciben este nombre por sus habilidades depredadoras, pero también hay insectos que se la quieren comer. ¿Qué hace la chinche asesina para evitar a sus depredadores? Utiliza los cadáveres de sus presas para esconderse. Este insecto es principalmente un asesino de hormigas, para lo cual usa sus piezas bucales afiladas para disolver el tejido de las hormigas y chuparles sus jugos nutritivos. Pero en lugar de tirar los restos de exoesqueletos, la chinche asesina los pega con pequeños hilos y los acomoda en su espalda. 

Chinche asesina

Despistando al enemigo con sonidos

Las polillas seguramente pueden parecer una comida fácil, pero eso no significa que estén indefensas frente a sus archienemigos los murciélagos. Algunas polillas, como la gran polilla de la cera, han desarrollado la capacidad de detectar sonidos agudos, como los clics de ecolocalización que utilizan los murciélagos. Si sienten que un murciélago se acerca demasiado, pueden volar en patrones salvajes o incluso caer del cielo para evitar ser atrapados. Otras polillas van más allá y emiten clics propios para asustar a los murciélagos que consiste en un sonido que comunica a su depredador: “¡No soy sabroso, no me comas!” Además, algunas especies de polillas tigre incluso pueden usar sus clics para interferir con la ecolocalización del murciélago. En lugar de detectar un patrón de audio que emite normalmente una polilla el murciélago obtendrá una señal distorsionada y puede perder la pista de la polilla mientras está confundido.

Una polilla posando

¿Simbiosis o parasitismo?

Existe un animal en el mar que tienen un comportamiento muy particular, el cangrejo boxeador. Los cangrejos normalmente usan sus tenazas para todo tipo de cosas: agarrar comida, picar a un enemigo o incluso atraer a un compañero. Pero los cangrejos boxeadores, también conocidos como cangrejos de pompón, usan sus tenazas para utilizar armas. Se ponen anémonas en las tenazas y las utilizan ¡como pequeños guantes de boxeo tóxicos! A la vez que se alimentan los dos cuando el cangrejo caza. Los cangrejos boxeadores y las diferentes especies de anémonas parecen haber desarrollado una relación simbiótica, pero no es tanto así. Un estudio de 2013 encontró que los cangrejos boxeadores solo dejan alimentar a sus anémonas por breves instantes y se roban el resto de la comida. Esto mantiene a las anémonas mucho más pequeñas de lo que serían si crecieran en el lecho marino, Entonces, a pesar de que esta relación se ve linda, en realidad se trata de un trato parásito unilateral.

Cangrejo boxeador

Para una narración más amena de este artículo puedes ver este video de El Robot de Colón

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.