3 MITOS COTIDIANOS

6

Azúcar e hiperactividad

Quién no lo ha escuchado antes, “no le des muchos dulces a un niño lo vas a poner muy hiperactivo”. A través de varios experimentos a lo largo de los años, los científicos han descubierto que no existen pruebas sustanciales que respalden la afirmación de que el azúcar causa hiperactividad. Hay experimentos sí, que muestran que el azúcar al menos puede influir en el comportamiento. En uno de estos estudios se descubrió que consumir una gran cantidad de azúcar en el desayuno provocaba un deterioro grave de la capacidad de atención en comparación con no desayunar o comer cereal de grano entero. Pero ¿de dónde sale esta idea equivocada entonces? De la televisión claro, ponen este ejemplo constantemente, y también porque los niños tienden a estar sin quererlo rodeados de dulces, especialmente en las fiestas de cumpleaños, donde el pastel, el helado y las bebidas azucaradas están por todos lados, al igual que los niños saltando y corriendo y gritando. Pero toda esa energía se debe a que los niños están entusiasmados, no por el azúcar en sus sistemas. Si los padres creen que el azúcar afecta el comportamiento de sus hijos, sus ideas se refuerzan al verlos en esas circunstancias. Es posible sí que otros ingredientes, como la cafeína, sean los culpables. Pero normalmente los dulces no tienen este ingrediente. Existe una idea bastante común que el aumento de los niveles de azúcar en la sangre conduce a un comportamiento hiperactivo. Es cierto que alguien con niveles bajos de azúcar en la sangre (conocido como hipoglucemia) puede recibir un impulso de energía al beber una bebida llena de azúcar. Pero esto no ocurre lo mismo si alguien recibe un dulce azucarado cuando no tiene un nivel bajo de azúcar en la sangre. Nuestro cuerpo es una máquina increíble. Normalmente regulará esos azúcares. Si lo necesita, usará la energía, si no lo necesita, lo convertirá en grasa para almacenamiento. Sí, si comes una dona cuando tu nivel de azúcar en la sangre ya está bien, esos azúcares extra se pueden convertir en grasa.

Esto no quiere decir que la ingesta de azúcar no debe ser limitada. Demasiada azúcar puede producir aumento de peso, resistencia a la insulina, hipertensión, dientes cariados, e incluso un mayor riesgo de ciertos cánceres. Además comer azúcar en exceso también te puede ocasionar la resaca de azúcar. Tal vez alguno de ustedes ya lo haya experimentado. Tiene algunos de los síntomas de una resaca producida por el alcohol. Si comes mucho azúcar en un día, al día siguiente te sentirás mareado, te dolerá la cabeza y el cuerpo y te sentirás tan molido como si te hubiera golpeado un camión.

Tragar chicles

“¿Por qué  no tragas el chicle? Porque no se digiere, se queda en tu tracto digestivo por 7 años”.

No es cierto que la goma de mascar tome tanto tiempo para digerirse. De hecho, ni siquiera lo digieres en absoluto. Aparte de una pequeña cantidad de edulcorantes y saborizantes, realmente no hay mucho dentro del chicle que el cuerpo humano pueda descomponer y usar. La mayor parte de esta golosina está hecha de polímeros elásticos conocidos como elastómeros junto con glicerina e ingredientes a base de aceite vegetal para mantener la goma suave y húmeda. Una vez que el cuerpo ha extraído lo poco que puede del chicle, el resto se pasa como desecho, como cualquier otra cosa.

Sin embargo, eso no significa que tragar chicle es una gran idea. Ingerir grandes cantidades de chicle puede causar estreñimiento y obstrucción gastrointestinal que debe ser eliminada por un médico. La goma de mascar también puede fusionarse con otros elementos no digeribles en el tracto digestivo, como monedas,  juguetes pequeños,  y cáscaras de semillas de girasol afiladas, que podrían contribuir a bloqueos o lesiones gastrointestinales. Si bien los chicles no se quedarán en tus intestinos durante siete años es más seguro esperar a dárselos a los niños hasta que tengan la edad suficiente como para saber que no se los tragarán.

¿Es tu saliva realmente curativa?

Tu saliva es mucho más útil de lo que te imaginas. Instintivamente los animales tendemos a lamer nuestras heridas. Pero ¿es tu saliva realmente buena para eso? ¿Tiene tu saliva propiedades curativas? Un estudio reciente, así lo muestra. Se ha descubierto una  molécula en la saliva humana que tiene potencial para la curación de heridas. Un estudio publicado en línea en The FASEB Journal se concentró en el hecho de que las heridas en la boca sanan más rápido y de manera más eficiente que las heridas en otros lugares. No me van a decir que no lo notaron. Sí, espera a que tengas una herida a la boca y lo analizas. Hasta ahora, se entendía que la saliva desempeñaba un papel en el proceso de cicatrización de la herida, aunque se desconocía el alcance de su función. El estudio examinó los efectos del péptido salival histatina-1 en la formación de vasos sanguíneos, que es fundamental para la eficacia de la curación de heridas. Los investigadores encontraron que la histatina-1 promueve la formación de vasos sanguíneos, así como la adhesión celular y la migración.

Los investigadores creen que este estudio podría ayudar al diseño de mejores enfoques para mejorar la cicatrización de heridas en tejidos distintos de la boca. Abren una amplia puerta del avance terapéutico. Además nos recuerdan el posible significado de los animales, y con frecuencia de los niños, que tienen al lamer sus heridas. Ahora esto tampoco quiere decir que no tengas que curarte las heridas con antisépticos y solo escupirlas. En otras partes del cuerpo existen riesgos potenciales para la salud en la herida debido al riesgo de infección. La saliva humana contiene una amplia variedad de bacterias que son inofensivas en la boca, pero que pueden causar una infección significativa si se introducen en una herida. Un caso notable fue un hombre diabético que se lamió el pulgar que estaba sangrando después de un accidente de bicicleta menor, y posteriormente se tuvo que amputarle el dedo después de que se infectara con la bacteria Eikenella corrodens de su saliva. Y esto sí pasó. Así que cuidado. Tampoco es que tu herida se vaya a infectar sí o sí si la lames. Este tipo de infección es rara y solo ocurre si la víctima es vulnerable de alguna manera; en este caso si sufre de diabetes. Pero para qué te vas a arriesgar, mucho con la saliva de tu perro, no. Por favor no, no dejes que tu perro te lama las heridas. Nosotros hemos aprendido a convivir con nuestras bacterias pero exponerse a bacterias extrañas puede ser muy peligroso. 

Para una explicación más amena de este artículo pueden ver el siguiente video

 

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

6 comentarios

  1. ¿qué tal va eso del canal de YT llamado robotitus? ¿encontraste quien lo lleve?. Cuando dijiste el nombre, el campo y que te gustaría que otra persona lo llevase inmediatamente pensé en Monitor Fantasma (“tito” Emilio Josué, como él se presenta).

    Generalmente toca temas de humanidades y más en concreto de filosofía con un enfoque muy interesante, creo que si su tiempo se lo permite, sería alguien indicado para conducir dicho canal

    PD: si finalmente él es el elegido, deberían abrir el canal comiendo un plato de ceviche, jeje

  2. Antes consumía mucha azúcar, los padres deberían preocuparse mas por las caries o diabetes que por la hiperactividad xd

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: