¿Cuáles son los planes futuros de SpaceX?

2

SpaceX lanzó por fin el Falcon Heavy, el cohete más potente en servicio, luego de 6 años de arduo trabajo y postergaciones. Tras el despegue desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy —la misma usada por las misiones Apolo y el transbordador espacial— las dos etapas laterales se separaron y regresaron a tierra, aterrizando en dos plataformas de la Base Aérea de Cabo Cañaveral. La etapa central intentó aterrizar en la barcaza autónoma Of Course I Still Love You, situada frente a las costas de Florida pero no logró encender dos de los tres motores y se estrelló contra la superficie del océano.

Lo más importante de todo esto es que se pudo mandar la carga fuera de la órbita de la Tierra (el roadster Tesla de Elon). La carga estará en órbita heliocéntrica por millones, tal vez miles de millones de años. O sea va a orbitar el sol como cualquier otro planeta. No va a llegar hasta la órbita de  Marte, ni tampoco cerca al cinturón de asteroides como se dijo, sino que va a estar orbitando entre esos dos puntos en la inmensidad del espacio.

Es la primera vez que SpaceX intenta mandar un objeto en una trayectoria interplanetaria y lo mejor de todo es que lo hizo con éxito. Elon Musk acaba de probar con esto que si el lo puede hacer cualquier empresa o país con la suficiente inversión lo puede hacer. Con las condiciones adecuadas en un futuro no muy lejano se podrán encender los motores de una nave espacial y deslizarse de una órbita a la otra. Así podríamos tener una red de transporte que abastezca a una colonia marciana que se beneficiaría de este tipo de transporte programado. Piensen en el automóvil de Musk como lo que podrían hacer en el futuro los objetos que sean lanzaos como él. Funcionarían que como una especie de autobús en un recorrido programado a través del Sistema Solar, colgado de un lado a otro para aprovechar la atracción gravitatoria del Sol para facilitar la entrada a la Tierra o a las órbitas marcianas.

Pero no solo a las órbitas marcianas. Con este método de transporte será mucho más fácil ir  y explorar el cinturón de asteroides y minarlo. Hay empresas que tienen sus ojos allí por la cantidad de minerales que se podrían extraer. La minería espacial puede no estar tan lejos de lo que pensamos. El lanzamiento del Falcon Heavy ha otorgado a SpaceX la credibilidad que se deriva de haber logrado una hazaña tecnológica que al día de hoy está fuera del alcance de todas las empresas y agencias espaciales del mundo (con la excepción de Blue Origin, que le sigue muy de cerca).

Pero entonces concretamente qué es lo que planea Elon ahora. En la rueda de prensa posterior al lanzamiento, Musk habló de un hipotético Falcon Super Heavy con cinco bloques en la primera etapa. Esto sorprendió a todo el mundo, porque se sabía que los planes de SpaceX pasaban solo por sustituir durante la próxima década a los actuales Falcon 9 y Falcon Heavy en favor de un futuro cohete gigante llamado BFR (Big Falcon Rocket). El Falcon Super Heavy sería comparable al Saturno V. Pero, ¿se trata de un proyecto real o es chiste de Musk? Como sea, el hecho de que el CEO de SpaceX haya dado esas cifras en la rueda de prensa significa que, al menos, es un concepto que han estudiado más o menos seriamente.

Lo concreto por ahora es que se esperan dos misiones más de Falcon Heavy en 2018: el lanzamiento de un robusto satélite de comunicaciones llamado Arabsat 6A; y el Space Test Program 2 para la Fuerza Aérea de EE. UU., un vuelo que también lanzará la vela solar LightSail 2 para The Planetary Society.

El manifiesto de vuelo de SpaceX también incluye otras misiones de Falcon Heavy para lanzar otros satélites de diversas compañías.

¿Y cuándo se va a mandar seres humanos? La compañía planea lanzar astronautas en su Falcon 9 y Dragon antes de fin de este año. Después  se empezará a trabajar en el BFR, que mencionamos anteriormente, la nave que Musk quiere usar para colonizar Marte. El cohete combinado y la nave espacial llegarán a medir 106 metros y podrán lanzar 150 toneladas a la órbita terrestre baja, haciendo que el BFR sea más poderoso que el cohete lunar Saturno V de la NASA, el cual podía lanzar 135 toneladas a la órbita baja terrestre. Cada nave espacial podrá transportar hasta 100 pasajeros, y la nave espacial por sí sola -sin el impulsor- podría usarse potencialmente para viajes súper rápidos punto a punto alrededor de la Tierra. Esta semana, Musk dijo que el trabajo en el BFR, ha ido tan bueno, que la compañía ya no planea usar su flamante cohete Falcon Heavy para lanzar astronautas en misiones en el espacio profundo. En pocas palabras, el BFR es la mejor opción, Esta nave espacial podría estar lista para demostraciones cortas de saltos en el 2019. Pero no hay nada dicho, no tomen esto como un hecho. Se pensaba hacer un vuelo orbital a la luna pronto pero fue cancelado.

En otras palabras con respecto a la Luna y Marte, no se tienen fechas aún. SpaceX no ha sido muy específico. Más allá de algunas representaciones muy bonitas de bases lunares y marcianas, todavía no tenemos detalles concretos sobre cómo Musk cree que puede (y mucho menos lo hará) construir estos hábitats humanos. Quedan grandes dudas también sobre cómo sería posible vivir en Marte durante un período prolongado de tiempo.

Tampoco está claro cómo el reciente cambio político en Estados Unidos podría alterar ninguno de estos planes. Musk aún dice que su objetivo final es hacer de los humanos una especie interplanetaria. Pero Donald Trump recientemente firmó una directiva de política (vaga) con un enfoque renovado en la Luna. Tanto Trump como su vicepresidente Mike Pence felicitaron a Musk en Twitter después del éxito de Falcon Heavy, y Musk agradeció a cada uno de ellos. SpaceX debe su éxito a la NASA, que ha sido cliente desde el principio. La compañía obviamente espera que eso no cambie pronto. Si una cosa es cierta acerca de hacia dónde va SpaceX después, es que algunos de sus planes de ahora cambiarán, al menos un poco. No solo se conoce a Elon Musk por su estiramiento y falta de plazos, sino que a menudo hace trizas los planos. Sin embargo, los resultados de ese proceso a menudo pueden ser algo… espectacular.

Fuentes Eurekablog  –  Space.com

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: