5 datos sobre las hienas que te sorprenderán

Publicado el
5 datos sobre las hienas que te sorprenderán

Hiena manchada. (Google Images)

Las hienas son mamíferos que no tienen buena fama, ya que son conocidas por ser carroñeros ladrones y la verdad es que no causaron una buena impresión en la película El Rey León. Sin embargo, tienen características muy llamativas e interesantes y no son tan malas como se nos ha hecho creer.

De perros y gatos

Puede ser que al ver la imagen de una hiena, a primera impresión la encuentres parecida a un perro y, de hecho, tienen características y comportamientos similares. Por ejemplo, hienas y canes sujetan su presa con sus dientes y colmillos, más no con las garras, tienen patas callosas y uñas no retráctiles, además, ni hienas ni perros tienen hábitos arbóreos. No obstante, evolutivamente están emparentadas con los felinos. Con estos tienen en común la forma de asearse, el apareamiento y el modo de cría.

Hiena hembra. (AgePhotoStock)
Familia pequeña

Las hienas pertenecen a un grupo familiar llamado Hyaenidae, inicialmente numeroso pero que en la actualidad solo cuenta con cuatro especies. Tres de estas especies viven en el África subsahariana y una de ellas, la hiena rayada, vive en el norte de África hasta la India. Generalmente habitan en las sabanas, praderas y terrenos abiertos llanos. Quizá la más conocida para muchos sea la hiena moteada (Crocuta crocuta), ya que es la que aparece en la película de Disney.

PARA VER: ¿qué pasa con las hienas? 

Hiena rayada, Hyaena hyaena. (Google Images)
Excelentes estrategas

Si te parecían tontas por ese particular gemido tipo risa, te equivocabas. Las hienas tienen la ventaja de coordinar ataques en grupos de más de 80 individuos, debido a su alta capacidad de comunicarse entre ellas. Esto, combinado con el hecho de que poseen la mordida más fuerte del reino animal, las convierte en animales muy temidos. Sin embargo, rara vez cazan en solitario, ya que pueden ser muy miedosas, pero no por ello menos valientes. Los grupos están controlados por una hembra; es un matriarcado, y la líder casi nunca caza, generalmente lo hacen los machos.

Jauría de hienas en Kenia. (AgePhotoStock)
Ellas deciden

Los biólogos sugieren que las bases biológicas para su sistema matriarcal en las hienas se encuentra en la morfología de sus órganos reproductivos. En las hienas moteadas hembras, sus órganos sexuales han evolucionado de tal forma que poseen un pseudopene y un pseudoescroto, es decir un pene falso que, al parecer, cumple una función protectora. Para que se dé la copulación, la hembra debe retraer el canal del pseudopene; es decir, tiene la última palabra a la hora de aparearse, al decidir si permitir el acto reproductivo o no. Además, el matriarcado dentro de la jauría se fortalece con las alianzas fuertes y protectoras que forman con sus crías hembras, generación tras generación.

Plagas, les dicen

No es de extrañar que, debido al crecimiento de la población, el contacto entre humanos y hienas se vuelva más frecuente. Con la pérdida de sus hábitats, las hienas invaden los cultivos y atacan el ganado de los pobladores, causando que sean tratadas como plagas, perseguidas y asesinadas. Sin embargo, como ya sabes, las hienas son audaces, inteligentes y fuertes, pero no son las invasoras.


          Hienas y crías. (DeAnimalia)

Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *