9 cosas que no sabías sobre los cactus

Publicado el
9 cosas que no sabías sobre los cactus

Los cactus y las suculentas son plantas que se han convertido en las favoritas de los hogares por su fácil cuidado y sus simpáticas formas. Por eso, aquí algunos datos que quizá no conocías sobre estas plantas.

  1. La palabra «cactus» proviene del griego Kaktos, una palabra utilizada en Grecia para nombrar a un tipo de vegetal puntiagudo español, conocido como la «planta espinosa de Sicilia». Mucho más tarde se supo que esa planta en realidad era una alcachofa y que nada tenía que ver con los cactus.

    (Freepik)
  2. Las raíces de los cactus tienen pocos centímetros de profundidad. Esto les permite absorber rápidamente el agua cuando rara vez llueve en las zonas desérticas. Además, las raíces cubren grandes superficies para poder obtener la mayor cantidad antes de que el agua se evapore. Luego almacenan todo el agua en un tejido especializado, llamado parénquima acuífero, compuesto por células muy grandes sin cloroplastos.
  3. En la epidermis de las plantas existen unas células llamadas estomas, que se especializan en la regulación del intercambio gaseoso de la planta con el medio exterior. En la mayoría de las plantas estas células «poros» están abiertas durante el día, para realizar exitosamente la fotosíntesis. Sin embargo, durante este proceso, las plantas transpiran y pierden mucha agua; por esta razón, los estomas de los cactus solo se abren durante la noche, cuando las temperaturas son más frías.

    Células estomáticas. (Google images)
  4. Durante el verano, cuando las temperaturas son muy altas tanto en el día como en la noche, los estomas de los cactus no se abren en absoluto. Entran en una fase de metabolismo inactivo, en la que no crecen.

    (Google Images)
  5. Otro de los mecanismos que tienen los cactus para evitar la pérdida de agua, es estar cubiertos por una capa de cera, impermeable para no perder la humedad.
  6. ¿Te imaginas cuántos años puede vivir el cactus que tienes en casa? Estas plantas no solos son fáciles de cuidar, sino que pueden vivir entre 10 y 200 años.

    (Pikist)
  7. Las espinas otorgan protección contra animales herbívoros, incluso contra nosotros; sin embargo, hay animales tan pequeños que burlan la protección del cactus. Para poder deshacerse de plagas como las cochinillas, bacterias u hongos, los cactus atraen a las hormigas con una sustancia dulce. Así, las hormigas acaban con cualquier insecto, hongo o bacteria que pueda causar problemas al cactus.
  8. Los cactus no solo crecen en el desierto y climas secos, de hecho son plantas muy resistentes y pueden adaptarse a distintos climas. Pueden vivir en los trópicos o en montañas cubiertas de nieve.
  9. Si un cactus pasa mucho tiempo sin agua y a la vista parece seco, basta que lo reguemos y demos algunos cuidados básicos para que revivan. Por esto es una buena opción para jardineros novatos o personas muy ocupadas.

 

Fuente: CactusWay

2 respuestas a «9 cosas que no sabías sobre los cactus»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *