9 cosas que quizás no sabías sobre las ranas

Publicado el
9 cosas que quizás no sabías sobre las ranas

Las ranas son anfibios impresionantes, no solo por la gran gama de colores y patrones que exhiben, sino también por comportamientos que han cautivado a los biólogos que dedican su vida a estudiarlas y luchan por su conservación. Aquí puedes leer algunos datos muy curiosos sobre estos animales.

1. El nombre científico de la rana venenosa dorada es Phyllobates terribilis, ¿te imaginas por qué? Pues un gramo del veneno producido en su piel puede matar a cien mil personas. Así de terrible es.

Rana dorada venenosa. (iNaturalist)

2. Hablando de la piel, una rana puede mudar su piel una vez por semana. Eso nos hace pensar que en los bosques tropicales se podría encontrar piel de rana regularmente, sin embargo, cuando la piel muerta se seca, la rana se la come.

3. Las ranas de cristal reciben ese nombre porque su piel es translúcida. Realmente puedes ver sus órganos y músculos a través de su piel transparente; incluso, se puede ver su pequeño corazón latir y su estómago digiriendo comida.

Rana de cristal. (Google Images)
Credit: Brave Wilderness

4. ¿Alguna vez has visto la dentadura de una rana? Hasta podrías pensar que no tienen dientes, pero de hecho sí, aunque generalmente en la mandíbula superior y lo usan, sobre todo, para sujetar su presa hasta que puedan tragársela. Adorables.

5. Y hablando de tragar presas… cuando las ranas se encuentran pasando su comida, parpadean y, de esa forma empujan sus globos oculares hacia abajo, los que sirven de ayuda para terminar de empujar el bocado. Realmente no te esperabas esto, ¿no?

Fuente: BBC

6. Sigamos hablando de tragar. Hay una especie de rana conocida como «rana de Darwin» (Rhinoderma darwinii) que cuando los renacuajos salen de los huevos, la rana macho se los traga. Tranquilo, no se los come, solo los mantiene a salvo en su saco vocal durante 60 días hasta que crezcan y puedan valerse por sí mismos como pequeñas ranitas completamente formadas. Cuando ese momento llega, empieza a toser, escupiendo a todos sus hijos.

Nat Geo

7. Quizá hayas visto esta escena en algún momento y probablemente no te haya parecido muy agradable: cuando la hembra de la rana de Surinam (Pipa pipa) pone sus huevos, los desplaza hasta su espalda. Su piel empezará a hincharse cubriendo los huevos y generando la apariencia de un panal. Luego de 20 semanas, jóvenes anfibios emergen esa membrana que cubre el lomo de la madre listos para conquistar el mundo.

8. La «rana mono encerada» (Phyllomedusa sauvagii) recibe ese nombre porque secreta cera por la piel de su cuello y, con sus patas la esparce por todo su cuerpo para evitar que el sol reseque su piel. Tiene el secreto que ya quisieran conocer muchas compañías de cremas anti-edad.

9. A la rana más grande del mundo se la conoce como «rana Goliat» (Conraua goliath). Este anfibio que hace honor a su nombre, puede medir más de 30 centímetros de largo y pesar más de 3 kilos.

Estos son solo algunos de los curiosos datos sobre las ranas. ¿Ya tienes tu especie favorita?

Relacionados:

Fuente: Smithsonian Magazine.

Una respuesta a «9 cosas que quizás no sabías sobre las ranas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *