Abejas silvestres han sido encontradas construyendo nidos de desechos plásticos

2

Las abejas cortadoras de hojas (conocidas también como megachiles) son criaturas solitarias con distintos hábitos de anidación. En contraste con las abejas melíferas, que se congregan en grandes colmenas con reinas y obreras, las megachiles anidan solas en pequeñas cavidades naturales que se alinean con hojas y pétalos. Pero en los campos de Argentina, un equipo de investigadores recientemente se encontró con algo extraño: un nido de megachiles hecho completamente de plástico.

Entre el 2017 y 2018, los investigadores instalaron 63 nidos trampas en tierras de cultivo en San Juan. Los nidos trampas, según Science Alert, consistían en tubos largos y huecos, similares a los hoteles de abejas que se suelen comprar para atraer a las especies de abejas a los patios traseros. Los científicos revisaron los nidos mensualmente para rastrear el progreso y finalmente registraron solo tres nidos. Dos pertenecían a la especie Megachile jenseni Friese; Las celdas donde se depositaban los huevos, estaban hechas de pétalos y barro. Las celdas del otro nido fueron construidas exclusivamente de plástico, escribe el equipo en la revista Apidologie.

Este nido inusual consistía en tres celdas, formadas por piezas de plástico que habían sido cortadas en formas oblongas y circulares, al igual que las abejas megachiles normalmente hacen con las hojas. Las dos primeras celdas se construyeron con un plástico azul claro que parecía provenir de una bolsa de compras. La tercera celda estaba hecha de un plástico blanco más grueso.

Los investigadores no están completamente seguros de qué tipo de abeja construyó la morada de plástico, pero sospechan que fue Megachile rotundata, una especie que se había visto en el sitio de estudio y se sabía que usaba plástico mientras construía sus celdas de cría. De hecho, un estudio del 2013 encontró que las abejas M. rotundata en Toronto incorporaron pedazos de bolsas plásticas en sus nidos. Los investigadores detrás del nuevo informe dicen que han documentado la primera vez que se utiliza el plástico es utilizado para construir un nido de abejas. completamente.

Lo que esto significa para las abejas no está claro. Por un lado, sugiere que en el momento en que las abejas en todo el mundo experimentan una disminución preocupante, algunas especies están logrando adaptarse a un entorno cambiante. «La sustitución de los materiales naturales por el plástico podría aparecer en respuesta a una limitación en la disponibilidad de vegetación en los campos, que podría estar directamente relacionada con el uso de herbicidas», escriben los autores del estudio. Los materiales sintéticos pueden incluso tener algunas ventajas sobre los naturales; se sabe que los gorriones y los pinzones, por ejemplo, meten colillas de cigarrillos en el forro de sus nidos como un medio para protegerse de los parásitos.

Pero al igual que las colillas de cigarrillos, las piezas de plástico también pueden causar daño a los animales que las usan. No hay evidencia de que las abejas estén comiendo los materiales sintéticos incorporados en sus nidos, pero se sabe que los microplásticos (pequeños fragmentos que se desprenden de trozos más grandes) amenazan a una gran variedad de animales marinos, incluso aquellos que no ingieren los plásticos directamente. 

Una cosa sí está clara, el plástico está llegando a lugares que jamás nos hubiéramos imaginado y debemos hacer todos nuestros esfuerzos para pararlo. 

Fuente: Science Alert. 

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

  1. ¡Qué curioso!, bueno, es una forma de »aprovechar» el plástico que desechamos, aunque no será suficiente para hacer desaparecer la cantidad de plásticos que hemos tirado durante estas décadas 🙁

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: