Algunos de nosotros llevamos ADN de un antiguo ancestro desconocido

Publicado el
Algunos de nosotros llevamos ADN de un antiguo ancestro desconocido

Figura de cera representando a un Neandertal / PxFuel

La evolución humana parece ser más complicada de lo que creímos. Un nuevo análisis de los genomas de los neandertales y los denisovanos ha revelado un antepasado aún no identificado de nuestra especie. El estudio ha sido publicado en PLOS Genetics.

Por otro lado, la investigación también encuentra más evidencia de mestizaje entre humanos y neandertales, pero lo ubica hace unos 200.000 a 300.000 años. Esto añade más complejidad a la historia de nuestro surgimiento como especie y de nuestra migración fuera de África.

El equipo de científicos, liderados por el biólogo computacional Adam Siepel, del Laboratorio Cold Spring Harbor, cree que el antepasado desconocido sea en realidad el Homo erectus. Se piensa que este ancestro murió hace más de 100.000 años, pero como nunca se ha encontrado, no lo sabemos con certeza.

“Lo que creo que es emocionante acerca de este trabajo es que demuestra lo que se puede aprender sobre la historia humana al reconstruir conjuntamente la historia evolutiva completa de una colección de secuencias de humanos modernos y homínidos arcaicos”, dice Siepel a Phys.

El estudio

El equipo utilizó un algoritmo bayesiano para profundizar en los patrones de los genomas de dos neandertales, un denisovano y dos humanos africanos modernos. El modelo puede entonces hacer coincidir la mezcla de ADN con ciertos períodos de tiempo.

Lo que buscaba el algoritmo eran eventos de recombinación (mezclas de dos conjuntos de cromosomas), lo que permitió a los científicos retroceder mucho tiempo atrás en la historia del mestizaje de estas especies. Finalmente, según los marcadores genéticos que quedaron atrás, alrededor del 1% del ADN denisovano es de origen desconocido.

Así mismo, el algoritmo bayesiano fue el nuevo ARGweaver-D, desarrollado por la bióloga computacional Melissa Hubisz de la Universidad de Cornell. Este es una extensión del original de ARGweaver, creado para analizar estos gráficos de recombinación ancestrales (o ARG) de formas que no son posibles con el procesamiento de números estadísticos estándar.

“Este nuevo algoritmo que Melissa ha desarrollado es capaz de retroceder más en el tiempo que cualquier otro método computacional que haya visto”», explica Siepel. “Parece ser especialmente poderoso para detectar introgresiones antiguas”.

Los resultados

Alrededor del 15% de estas misteriosas regiones arcaicas de ADN que se encuentran en el genoma denisovano todavía están en circulación en los humanos hoy en día. Sin embargo, aun no se sabe que ocurrió con esta especie desaparecida.

Otro hallazgo fue que entre el 3% y el 7% del ADN neandertal está influenciado por el antiguo H. sapiens. Lo que quiere decir que nuestros ancestros se estuvieron encontrado a lo largo de los siglos. Todo ese mestizaje ocurrió mucho antes de la importante migración masiva de ancestros humanos modernos fuera de África hace 50.000 años.

“Esta línea de tiempo parece ser incompatible con un intercambio genético que involucra a los antepasados ​​directos de la mayoría de los euroasiáticos actuales”, dijo el equipo. “En cambio, nuestra línea de tiempo sugiere una migración anterior, que ocurrió hace al menos 200.000 años”.

Este estudio es una interesante forma de cómo podemos aprender más sobre el pasado simplemente aplicando mejores algoritmos a los registros de ADN. Es probable que en el futuro se produzcan muchos más descubrimientos sobre la historia genética de nuestros antepasados. En 2018, por ejemplo, investigadores alemanes descubrieron a una niña con padres de especies humanas diferentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.