Arqueólogos peruanos encuentran un geoglifo de un felino de 37 metros en la meseta de Nazca

Publicado el
Arqueólogos peruanos encuentran un geoglifo de un felino de 37 metros en la meseta de Nazca

Antiguo gaturro Paracas / Ministerio de Cultura de Perú

¿Qué pasa con los gatos? Al parecer, los antiguos Paracas, también los amaban… o bueno, al menos a un tipo de felino. Según el Ministerio de Cultura de Perú, arqueólogos peruanos descubrieron una imagen gigante de un gato en la meseta de Nazca. El lugar ya es famoso por sus conocidas Líneas de Nazca

Uno de los principales atractivos del Perú son los geoglifos gigantes en la superficie de la meseta del desierto de Nazca. Los científicos los descubrieron por primera vez a principios del siglo XX y desde entonces han contado más de 700 formas geométricas. La cultura Nazca (100 a.E.C. – 800 d.E.C.) se considera la creadora de las imágenes. Sin embargo, se desconoce su propósito exacto.

El nuevo geoglifo

Los arqueólogos peruanos descubrieron el nuevo geoglifo mientras realizaban trabajos de restauración de una plataforma de observación natural. Se trata de un cerro desde el que se abre una excelente vista de parte de los dibujos de la meseta de Nazca.

La imagen de un gato tendido, de 37 metros de largo, dibujada en líneas de 30 a 40 centímetros de ancho, estaba oculta bajo la superficie de una pendiente empinada. La figura apenas se veía y su existencia estaba amenazada por la erosión, pero los especialistas lograron despejarla y realizar labores de conservación.

Los arqueólogos atribuyeron el geoglifo a finales del período Paracas (200-100 a. C.). La gente de la cultura Paracas, que existió 800-100 AC, son considerados los antecesores de Nazca. También crearon dibujos en la superficie de la tierra, pero los hicieron mucho más pequeños y utilizaron principalmente las laderas de los cerros.

Más información

En los últimos años los arqueólogos han podido encontrar entre 80 y 100 figuras de este tipo en los cerros de las mesetas de Nazca y Palpa. Estos descubrimientos se han podido lograr gracias

al uso de nuevas tecnologías como drones.

Según los expertos, imágenes de gatos similares a las del cerro, fueron encontradas anteriormente en cerámicas y textiles de la cultura Paracas. Cabe señalar que los gatos domésticos familiares (Felis catus) llegaron a América del Sur solo después de su colonización por los europeos. Eso quiere decir que la imagen tal vez represente a un leopardo.

Los geoglifos de Nazca están incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1994. Para el Perú, no solo es un objeto de orgullo nacional, sino también una atracción para numerosos turistas.

Actualmente, el flujo de viajeros a Perú se detenido debido a la pandemia de coronavirus. Sin embargo, cuando se recupere el tráfico internacional, el gato gigante puede ser un motivo adicional para visitar la meseta de Nazca.

Los especialistas se encuentran estudiando constantemente los dibujos de los antiguos peruanos. En 2018 se encontraron figuras que llevaban ocultas más de mil años, y el año pasado se descubrieron otras 140 nuevas líneas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *