Arqueólogos por fin abren aquél gigantesco sarcófago misterioso encontrado en Egipto

9

Los arqueólogos egipcios abrieron el jueves un misterioso sarcófago negro de 30 toneladas y encontraron tres esqueletos, incluido uno que sufrió un golpe en el cráneo.

Como se sabe, trabajadores de construcción lo encontraron a principios de este mes a más de 5 metros bajo tierra en una zona residencial de Alejandría.

Crédito: Ministerio de Antigüedades de Egipto

El sarcófago creó bastante expectativa por su tamaño y varias especulaciones sobre su contenido no se hicieron esperar. Algunos pensaron que podría contener el cadáver de Alejandro Magno, ya que el sarcófago data del período ptolemaico temprano (alrededor del 323 aC), que comenzó después de su muerte.

Como buenos científicos, los arqueólogos no tomaron en cuenta las advertencias de una antigua maldición que condenaba a aquellos que abrieran el sarcófago, por lo que decidieron abrirlo apenas pudieron, el jueves pasado. Mostafa Waziri, secretario general del ministerio de antigüedades de Egipto, dijo en tono de broma, que hasta ahora no les ha pasado nada.

Aunque lo que sí, lo que los arqueólogos encontraron dentro del sarcófago fue espeluznante, pero no fue el descubrimiento devastador que algunos esperaban que fuera.

Se encontraron tres esqueletos y un cráneo de estos mostraba signos de fracturas causadas por un instrumento filoso. Además, el sarcófago se inundó con aguas residuales, lo que aceleró su descomposición.

Tres esqueletos mezclados con aguas residuales se encontraron dentro del sarcófago negro de Alejandría, Egipto.
Crédito: Ministerio de Antigüedades de Egipto.

La apertura del sarcófago crea una serie de nuevos misterios para los egiptólogos: ¿Quiénes fueron estas tres personas? ¿Cuándo vivieron exactamente? ¿Qué los mató? ¿Por qué fueron enterrados en un sarcófago tan gigante? ¿Con qué fueron enterrados (si acaso)? ¿Y cómo entraron tantas aguas residuales en el sarcófago si estaba completamente sellado? Tampoco está claro qué artefactos, en su caso, fueron enterrados con los esqueletos. Cualquier objeto colocado en el sarcófago podría haber sido destruido por las aguas residuales o podrían encontrarse más tarde, cuando el objeto se estudie con más detalle. Después de que se abrió el sarcófago, los restos se transfirieron al Museo Nacional de Alejandría para su conservación y posterior estudio. Allí se analizarán más a fondo para comprender su edad, la causa de la muerte y de dónde provienen.

Alejandría era la capital del Egipto ptolemaico después de que el ejército de Alejandro conquistara la región y depuso a los antiguos faraones. La dinastía ptolemaica terminó famosa con el suicidio de Cleopatra durante la conquista romana de Grecia y Egipto alrededor del año 30 a.

Fuente: LiveScience

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

9 comentarios

  1. Interesante descubrimiento. Voy a investigar para ver si ya han definido quienes pudieron ser las personas que fueron enterradas en semejante sarcófago.

  2. Hay algo que no me cuadra. Al final dicen que Alejandro conquistó Egipto y depuso a los Faraones, pero, que yo sepa, por aquel entonces Egipto estaba en poder de los Persas por lo que supongo que no habría ningún Faraón que deponer ¿no? ¿O es que los persas tenían algún Faraón títere?

  3. Carolina Miranda el

    ¿Y podría ser que las aguas residuales no se colaron, sino que fueron puestas expresamente en el sarcófago con los cadáveres como algún tipo de castigo? Incluso podrían haber sido condenados a morir allí adentro… No sé, se me ocurren cosas espeluznantes. Sería interesante saber qué decían las inscripciones que cincurdaban al sarcófago.

    • Yo también había pensado eso, quizás dos de ellos estuvieran vivos y murieron allí dentro. Será interesante saber por qué murieron.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: