Astrónomos han identificado 19 asteroides que podrían ser interestelares

Publicado el
Astrónomos han identificado 19 asteroides que podrían ser interestelares

Impresión artística de un disco protoplanetario. (NASA / Pat Rawlings)

Cuando ‘Oumuamua fue visto en el 2017,  los científicos especulaban que no era el único objeto del espacio interestelar que nos visitaba en la historia del sistema solar. Luego, el cometa 2I / Borisov apareció el año pasado y confirmó las sospechas.

¿Pero dónde están el resto de nuestros visitantes interestelares? Según una nueva investigación publicada en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society un montón de asteroides interestelares han estado pasando el tiempo aquí en el Sistema Solar durante mucho tiempo.

Los objetos en el centro de esta investigación no son nuevos descubrimientos. Son centauros, asteroides misteriosos que orbitan en el vecindario de Júpiter y más allá. Estos objetos toman órbitas muy inclinadas en relación con el plano del resto de los planetas, y en al menos un caso, orbitan de forma «incorrecta» en relación con el resto de los objetos del sistema solar. Fathi Namouni de la Université Côte d’Azur en Francia y Helena Morais en UNESP en Brasil descubrieron que 19 de estos objetos probablemente se originaron alrededor de otra estrella.

Un asteroide llamado 2015 BZ509, más tarde llamado Kaʻepaokaʻawela, estaba en una órbita más extraña que la mayoría, exactamente igual a la de Júpiter, pero en la dirección opuesta, o retrógrada. Si era nativo del Sistema Solar, debería haber viajado en la misma dirección que todo lo demás, por lo que el equipo realizó simulaciones para descubrir sus orígenes.

El análisis de este asteroide reveló algo impactante: estaba orbitando de manera incorrecta alrededor del sistema solar en una órbita excéntrica estable cerca de Júpiter, en una relativa inclinación con el resto de los planetas.

Descubrieron que el origen más probable de Kaʻepaokaʻawela era el espacio interestelar, y que había sido capturado en el Sistema Solar hace 4 500 millones de años.

En el nuevo estudio, el equipo examinó centauros y objetos transneptunianos con alta inclinación orbital en relación con el plano orbital de los planetas, a veces acercándolos a una órbita polar. Y, como Kaʻepaokaʻawela, algunos de estos objetos también tienen órbitas retrógradas.

Si bien algunos científicos dudaron de esa conclusión, dado que no se habían descartado otras explicaciones, Namouni y Morais continuaron su búsqueda. Ejecutaron simulaciones similares de tiempo inverso para otros centauros y algunos objetos más allá de Neptuno, específicamente aquellos que forman más de un ángulo de 60 grados entre el plano planetario y su órbita. Para 19 de estos objetos, no solo las órbitas estables permanecieron al final de las simulaciones, sino que tomaron orientaciones relativas a los planetas que no podrían explicarse si estos objetos se formaran en nuestro sistema solar. La pareja concluyó que habían encontrado una población completa de objetos capturados desde fuera del sistema solar.

Si bien el estudio aún no ha sido revisado por pares siempre es posible que alguna otra explicación pueda encajar correctamente en el nuevo conjunto de cálculos del equipo: un origen interestelar es solo una forma potencial de explicar los datos que ven.

Los objetos interestelares en órbita estable dentro de nuestro propio sistema solar serían un hallazgo emocionante, por supuesto. Y si estos Centauros realmente son de otra estrella, entonces los astrónomos podrían aprender sobre la composición de esos sistemas distantes al estudiar a los Centauros más de cerca, o tal vez algún día visitarlos.

Fuente: Science Alert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *