Astrónomos avistan un fenómeno atmosférico único en un lejano exoplaneta

Publicado el
Astrónomos avistan un fenómeno atmosférico único en un lejano exoplaneta

Impresión artística de una gloria gigante brillando en WASP-76b. / ESA

Investigadores han observado un fenómeno atmosférico espectacular, conocido como «gloria», en el lejano exoplaneta WASP-76b. Este descubrimiento, publicado en Astronomy & Astrophysics, marca la primera vez que tal evento se detecta fuera de nuestro Sistema Solar, con precedentes únicos en la Tierra y Venus.

Ubicado a 640 años luz de distancia en la constelación de Piscis, WASP-76b es un mundo extraordinario que desafía la imaginación. Con una masa cercana a la de Júpiter pero un tamaño aproximadamente un 85% mayor, este gigante gaseoso presenta condiciones extremas, incluyendo temperaturas diurnas que superan los 2,400 grados Celsius, suficientes para vaporizar metales como el hierro.

 

Gloria en los cielos

La «gloria» es un halo luminoso de múltiples colores formado por anillos concéntricos alrededor de un centro brillante. Este es un fenómeno que requiere condiciones muy específicas para su formación. 

«La aparición de una gloria nos dice algo sobre la atmósfera misteriosa de este mundo tan alienígena», explicó Olivier Demangeon, del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio en Portugal. Para que esta se forme, es necesario que la luz incida sobre una niebla de gotas esféricas, todas del mismo tamaño aproximadamente.

WASP-76b, con su órbita increíblemente cercana a su estrella, cumple con las condiciones ideales para la aparición de este fenómeno. La presencia de nubes de hierro y otros elementos como sodio, calcio, cromo y litio en su atmósfera ya había llamado la atención de los científicos, pero el descubrimiento de la gloria añade un nuevo capítulo fascinante a su estudio.

 

Descubrimiento

El satélite Cheops de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha jugado un papel crucial en esta observación. Los astrónomos notaron un exceso de brillo en el terminador este de WASP-76b, el límite entre su día y noche, sugiriendo una reflexión anisotrópica (dependiente de la dirección) —el efecto de la gloria

«Es la primera vez que se detecta un cambio tan marcado en el brillo de un exoplaneta», señaló Demangeon. Aunque el indicio es tenue, el análisis de 23 observaciones a lo largo de tres años sugiere que las gotas esféricas de aerosol están presentes de manera consistente o se reponen constantemente.

Este hallazgo no solo arroja luz sobre la composición de la atmósfera superior de WASP-76b sino que también ofrece una nueva vía para la investigación de otros exoplanetas

Identificar una gloria podría proporcionar a los científicos una plantilla para buscar fenómenos similares en otros mundos. Algo así abre la puerta a descubrimientos aún más sorprendentes, como el brillo de la luz estelar reflejada en océanos y lagos líquidos.

 

Más estudios

Los investigadores ya están planificando futuras observaciones para profundizar en este descubrimiento. Además, tienen la esperanza de confirmar definitivamente la presencia de una gloria en WASP-76b y entender mejor las condiciones atmosféricas que lo permiten. Sin duda, este avance subraya la importancia de la exploración espacial y el constante deseo humano de descubrir lo que se esconde más allá de nuestro mundo conocido.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *