Astrónomos buscan signos de civilizaciones inteligentes en el centro de la Vía Láctea y no encuentran nada

Publicado el
Astrónomos buscan signos de civilizaciones inteligentes en el centro de la Vía Láctea y no encuentran nada

El centro de la Vía Láctea contiene un agujero negro supermasivo y muchas estrellas, pero hasta ahora, no hay firmas tecnológicas alienígenas. Rayos X: NASA/CXC/UMass/D. Wang y otros; Radio: NRF/SARAO/MeerKAT

Frente a la pregunta de si estamos solos en el universo, al menos por ahora, la respuesta sigue siendo: sí. Un equipo de astrónomos australianos escudriñó el centro de nuestra galaxia utilizando el radiotelescopio más sensible del mundo y no encontró nada. Los detalles están disponibles en arXiv.

Usando Murchison Widefield Array (MWA) en el desierto de Australia Occidental, los expertos del Instituto SETI se lanzaron a la caza de “tecno-firmas”. Descubrir estos signos proporcionaría una prueba de la existencia de vida extraterrestre inteligente en la Vía Láctea.

Después de 7 horas de apuntar al centro galáctico, hogar de al menos 144 exoplanetas conocidos y miles de millones de estrellas, el equipo no encontró firmas. Esta es la cuarta encuesta de este tipo, apuntando radiotelescopios a exoplanetas conocidos en el centro galáctico, y ninguna ha observado evidencia de tecnología.

Las antenas en forma de araña del radiotelescopio empleadas en el trabajo están dispuestas en 256 mosaicos. Estos están diseñados para captar ondas de radio de muy baja frecuencia de estrellas distantes. La configuración es útil para SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) ya que le permite escuchar una amplia región del espacio a la vez. 

Firmas tecnológicas 

Los investigadores, dirigidos por la Dra. Chenoa Tremblay, buscaban señales transmitidas por vida inteligente, aunque la misma matriz puede detectar moléculas creadas por organismos vivos. «Estamos buscando señales sostenidas durante mucho tiempo o fugas tecnológicas de la vida cotidiana de los habitantes», dijo Tremblay a Cnet

La distancia promedio para los 144 sistemas de exoplanetas conocidos dentro del campo de visión de este estudio fue de aproximadamente 18,000 años luz. Con el más corto a solo 127 años luz de distancia.

Si cada estrella predicha tiene al menos un planeta, e incluso si solo una fracción de ellos están en la zona habitable, las probabilidades sugieren que la vida debería estar presente. Las búsquedas anteriores, realizadas por el mismo equipo y utilizando el mismo telescopio, involucraron sistemas mucho más cercanos.

El modelado de los sistemas estelares conocidos en el centro galáctico, sugiere que hay una alta probabilidad de encontrar planetas habitables. El problema es que hasta ahora, no se han topado con alguna señal en esos planetas. 

Solo silencio 

Sin embargo, el centro galáctico es «muy polvoriento» y muy difícil de ver. Las búsquedas que utilizan telescopios espaciales, como el observatorio Gaia, lucharon por obtener un recuento de estrellas preciso para esa región del espacio.

Para este trabajo, los autores se valieron del sondeo Galactic Nucleus, que clasificó 3,3 millones de estrellas en la región. No obstante, este sondeo cubrió un área del espacio equivalente al 1% del campo de visión de MWA. 

Eso les da muchas posibilidades de escuchar a los extraterrestres, si están ahí afuera y hacen ruidos tecnológicamente identificables. Observaron a 155 MHz, un rango de frecuencia que reduce la posibilidad de captar comunicaciones e interferencias originadas en la Tierra.

A pesar de todos los esfuerzos, encontrar evidencia de tecnología extraterrestre se basa en una gran suposición: que los extraterrestres usan los mismos tipos de tecnologías y frecuencias que nosotros. Lo que el equipo escucha en las señales de radio es evidencia de firmas tecnológicas, picos de frecuencia que corresponden a actividades producidas artificialmente.

Los estudios anteriores realizados por el equipo de SETI utilizando el MWA también quedaron vacíos. Ninguna búsqueda de firmas tecnológicas ha descubierto evidencia de civilización extraterrestre. De momento, seguimos solos en la vastedad del cosmos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.