Astrónomos descubren cientos de estrellas muertas con rayos gamma pulsantes 

Publicado el
Astrónomos descubren cientos de estrellas muertas con rayos gamma pulsantes 

Representación artística de un pulsar. / NASA's Goddard Space Flight Center Conceptual Image Lab

El Telescopio Fermi de Área Grande ha identificado 294 nuevos púlsares de rayos gamma. Gracias a esta inclusión, el catálogo de Fermi cuenta con más de 340 de estos púlsares confirmados, los cuales han sido documentados en un artículo publicado en The Astrophysical Journal.

Los púlsares de rayos gamma son un subconjunto único de estrellas de neutrones, los densos remanentes de estrellas masivas, que emiten intensos rayos de radiación desde sus polos y giran a velocidades increíbles. Estos no sólo son fascinantes por su naturaleza extrema; también son cruciales para diversas áreas de investigación astrofísica, en el estudio de los rayos cósmicos, la evolución estelar, las ondas gravitacionales e incluso la materia oscura.

Algunos, conocidos como púlsares de milisegundos, pueden completar una rotación en tan solo 10 milisegundos. De hecho, el púlsar más rápido conocido gira a una increíble velocidad de 716 veces por segundo.

 

Novedades

El catálogo de púlsares de rayos gamma del Telescopio Fermi de Área Grande, que contiene estos nuevos hallazgos, es un tesoro escondido para los científicos. Recopila información completa sobre todos los púlsares de rayos gamma conocidos, allanando el camino para nuevas investigaciones.

Esta variante de pulsar es bastante integrante ya que emite la radiación más potente conocida en el universo. Al acelerar partículas a energías extremadamente altas dentro de sus campos magnéticos, da como resultado  ráfagas de rayos gamma

El nuevo catálogo revela que alrededor del 10% de todos los púlsares conocidos son emisores de rayos gamma, lo que proporciona una muestra importante para entender las diferencias entre los púlsares de rayos gamma y sus homólogos emisores de ondas de radio.

 

Importancia de los pulsares  

Los púlsares, reconocidos por su sincronización precisa, son valiosos en aplicaciones como la navegación espacial y las pruebas de la teoría de la relatividad, especialmente aquellos con velocidades de rotación en milisegundos.

Además, son útiles para detectar ondas gravitacionales a través de anomalías en la sincronización de las señales. Estos pueden sugerir expansiones y contracciones del espacio-tiempo debido al paso de una onda gravitacional de un evento masivo, proporcionando pruebas adicionales de la relatividad.

Entre los recién descubiertos, 45 son púlsares ‘araña’, que interactúan con estrellas compañeras binarias, resultando en la transferencia de material entre ellos y la posibilidad de la formación de una bola de material evaporado.

Los hallazgos del telescopio Fermi han sido transformadores al revelar que los púlsares de milisegundos, antes desconocidos en altas energías, emiten principalmente rayos gamma, expandiendo significativamente nuestro catálogo y comprensión de estos objetos celestes. Con su continuo funcionamiento y avances, se espera encontrar más púlsares de rayos gamma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *