Astrónomos descubren el primer “Neptuno ultracaliente” orbitando una estrella similar al sol

Publicado el
Astrónomos descubren el primer “Neptuno ultracaliente” orbitando una estrella similar al sol

Representación artística de LTT 9779b / Ricardo Ramirez

Un equipo internacional de científicos ha encontrado un extraño planeta que desafía lo que sabíamos sobre los exoplanetas. El cuerpo celeste tiene el tamaño de Neptuno y gira alrededor de su estrella una vez cada 19 horas. La investigación fue publicada en Nature Astronomy.

El primer Neptuno ultracaliente

Esta es la primera vez que encontramos un exoplaneta de ese tamaño con un período orbital de menos de un día. Por lo general, los exoplanetas tan cerca de su estrella son gigantes gaseosos, conocidos como Júpiter ultracalientes, o planetas rocosos más pequeños como la Tierra. Esta nueva clase, representada por este único miembro, ha sido apodada «Neptunos ultracalientes».

El exoplaneta detectado parecer tener una densidad similar a la de Neptuno, con una atmósfera que constituye al menos el 9% de la masa planetaria. Este hecho hace que los científicos se pregunten cómo es que esa atmosfera no se ha evaporado por la cercanía de su estrella.

“Aunque los gigantes helados parecen ser un subproducto bastante común del proceso de formación de planetas, este no es el caso muy cerca de sus estrellas” explicó el astrónomo James Jenkins de la Universidad de Chile. “Creemos que estos planetas se despojan de sus atmósferas durante el tiempo cósmico, terminando como los llamados planetas de período ultracorto”, agregó.

Características

El planeta, llamado LTT 9779b, orbita una estrella a 260 años luz de distancia llamada LTT 9779. Esta estrella se parece mucho a nuestro Sol, con aproximadamente el mismo tamaño y masa, y solo un poco más fría. Sin embargo, es más joven (2 mil millones de años) y, en consecuencia, tiene un mayor contenido de metal, con el doble de hierro que el Sol.

Alrededor de esta estrella, la órbita de LTT 9779b es diminuta, solo 2,5 millones de kilómetros en el eje semi-mayor. Eso es alrededor del 1.6% de la distancia entre la Tierra y el Sol. En esa proximidad, el exoplaneta se calentaría a temperaturas superiores a los 1.970 Kelvin (alrededor de 1.700° C).

Así mismo, LTT 9779b tiene alrededor de 29,32 veces la masa de la Tierra y 4,72 veces su tamaño. Neptuno, en comparación, tiene 17,1 veces la masa de la Tierra y 3,88 veces su tamaño. Esta no es la única similitud, las características de LTT 9779b sugieren que tiene una composición similar a la de Neptuno: un gran núcleo rocoso y una atmósfera sustancial.

Este último dato es justamente lo problemático. Esa atmósfera debería haberse quemado mediante un proceso llamado fotoevaporación.

“La fotoevaporación debería haber dejado una roca desnuda o un gigante gaseoso”, dijo el astrónomo George King de la Universidad de Warwick. “Lo que significa que tiene que haber algo nuevo e inusual que tenemos que tratar de explicar sobre la historia de este planeta», agregó.

Metalicidad

La metalicidad de la estrella podría ser una pista. Es más probable que tales estrellas alberguen gigantes gaseosos que otros más pobres en metales. LTT 9779b podría ser un paso intermedio raramente visto entre gigantes gaseosos y planetas rocosos de período corto.

Los científicos sospechan que LTT 9779b comenzó su vida como un gigante gaseoso. Luego, en un proceso llamado Flujo Lóbulo de Roche podría haber transferido cantidades significativas del gas atmosférico a la estrella. También es posible que LTT 9779b comenzara su vida mucho más lejos de su estrella y migrara hacia adentro. Si ese es el caso, podría haber retenido su atmósfera mucho más tiempo que si se hubiera formado en su posición actual.

Sea cual sea el caso, el recién descubierto exoplaneta es de mucha utilidad para la ciencia. Gracias a sus características servirá para analizar y determinar la composición atmosférica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *