Astrónomos descubren un exoplaneta parecido a Neptuno que podría tener nubes de agua

Publicado el
Astrónomos descubren un exoplaneta parecido a Neptuno que podría tener nubes de agua

Representación artística de TOI-1231 b, un planeta similar a Neptuno. NASA / JPL-CALTECH

Parece ser que las atmosferas con agua no son tan extrañas en el universo. Un equipo de astrónomos ha descubierto un exoplaneta con una atmósfera potencialmente rica que podría contener nubes del líquido elemento. Los hallazgos serán publicados en el próximo número de The Astronomical Journal.

La NASA dijo que el exoplaneta recién descubierto es de tres veces y media más grande que la Tierra, y lo calificó como «extrañamente parecido» a Neptuno. El exoplaneta llamado TOI-1231 b y ubicado a 90 años luz de nosotros orbita una estrella enana roja más pequeña, pero de mayor duración que el Sol.

Gira una vez alrededor de su estrella en un año de 24 días. A pesar de su proximidad a ella, TOI-1231 b es relativamente frío ya que su estrella también está en el lado más frío. La NASA señaló que el exoplaneta ofrecerá a los científicos la oportunidad de capturar una lectura de tipo “código de barras” de la atmósfera de un planeta templado que orbita otra estrella.

“Esto permitirá comparaciones con mundos similares en otras partes de la galaxia, aportando conocimientos potencialmente profundos sobre la composición y formación de exoplanetas y sistemas planetarios, incluido el nuestro”, dijo la agencia en un comunicado.

Nubes de ¿agua?

La NASA dijo que los científicos observaron evidencia de nubes, quizás incluso hechas de agua, en la atmósfera del exoplaneta. “Imagina un planeta parecido a la Tierra que pasa frente a una estrella del tamaño del Sol, bloqueará un poquito de luz; pero si pasa frente a una estrella mucho más pequeña, la proporción de luz bloqueada será mayor”, explicaron los científicos.

Este sistema de estrella y planeta se está moviendo a alta velocidad lejos de la Tierra, los átomos de hidrógeno de la atmósfera de TOI-1231 b también pudieron detectarse, de forma que el planeta podría tener una «cola».

Si bien estos átomos son casi imposibles de detectar debido a su enmascaramiento por las volutas exteriores de la atmósfera de la Tierra y por el gas interestelar, el sistema TOI-1231 se mueve tan rápido que los átomos de hidrógeno que escapan del exoplaneta están “desfasados con el material, donde podrían ser detectados por telescopios como el Hubble”.

Subneptuno

Se detectó a TOI-1231 b mediante el uso de datos del Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito (TESS) y fue confirmado gracias al Espectrógrafo Buscador de Planetas (PFS) en el telescopio Magellan Clay en Chile.

“Aunque TOI 1231 b está 8 veces más cerca de su estrella que la Tierra del sol, su temperatura es similar a la de la Tierra, pues su estrella anfitriona es más fría y menos brillante”, dijo la coautora del estudio Diana Dragomir. “Sin embargo, es en realidad más grande que la Tierra y un poco más pequeño que Neptuno; podríamos llamarlo subneptuno”.

Con una temperatura de aproximadamente 60 grados Celsius, TOI-1231 b es uno de los exoplanetas pequeños más fríos disponibles para futuros estudios atmosféricos jamás descubiertos.

“En comparación con la mayoría de los planetas en tránsito detectados hasta ahora, que a menudo tienen temperaturas abrasadoras de varios cientos o miles de grados, TOI-1231 b es positivamente gélido”, afirmó la autora principal, Jennifer Burt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.