Astrónomos descubren una gigantesca «pared» intergaláctica cerca a la Vía Láctea

Publicado el
Astrónomos descubren una gigantesca «pared» intergaláctica cerca a la Vía Láctea

(Image: © D. Pomarede, R. B. Tully, R. Graziani, H. Courtois, Y. Hoffman, J. Lezmy.)

Astrónomos han encontrado una de las estructuras más grandes del universo conocido: un «muro» intergaláctico de galaxias que tiene al menos 1.400 millones de años luz de largo.

El hallazgo que fue nombrado el muro del Polo Sur y que fue publicado en the Astrophysical Journal, no solo impresiona por su magnitud sino por el hecho de que está relativamente cerca a nosotros (en términos cósmicos) y nunca lo habíamos visto hasta ahora. 

La estructura es básicamente una «cortina» que se extiende a lo largo de 1.400 millones de años luz en el borde sur del universo conocido (desde la perspectiva de la Tierra) y consta de miles de galaxias, junto con enormes cantidades de gas y polvo.

Esta cortina es como un muro cósmico y esto es porque las galaxias no se esparcen al azar en todo el universo. Se agrupan en grandes grupos de filamentos masivos, separados por huecos gigantes de espacio casi vacío.

Cada filamento es básicamente una pared de galaxias, que se extiende por cientos de millones de años luz. Son las estructuras más grandes del universo conocido.

Otros muros identificados incluyen la Gran Muralla, la Gran Muralla Sloan, la Gran Muralla Hércules-Corona Borealis y el Vacío de Bootes.

En conjunto, estas paredes forman lo que los astrónomos llaman la red cósmica.

Unir la red cósmica es una de las principales actividades de la cosmología: no solo nos informaría sobre la estructura del universo y su interior, sino que también podría ayudarnos a comprender mejor cómo se formó el universo y cómo evolucionó con el tiempo.

El muro del Polo Sur está a solo 500 millones de años luz de distancia. Era difícil de encontrar porque está situado justo «detrás» de la galaxia de la Vía Láctea, en un lugar llamado Zona de Obscurecimiento Galáctico, donde detectar su brillo era toda una hazaña. 

Para encontrarlo, el equipo detrás del descubrimiento realizó observaciones de desplazamiento al rojo y midió la velocidad de ciertas galaxias que interactúan gravitacionalmente entre sí. Esta técnica puede alertar a los astrónomos sobre la presencia de masas invisibles.

Aunque normalmente se usa para investigar la materia oscura, también puede resaltar masas oscurecidas por la luz brillante. Con estos datos, los investigadores pudieron mapear el Muro del Polo Sur por primera vez. El resultado, es magnífico.

Fuente: Live Science. 

Una respuesta a «Astrónomos descubren una gigantesca «pared» intergaláctica cerca a la Vía Láctea»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *