Astrónomos detectan una misteriosa señal de radio procedente de Próxima Centauri

Publicado el
Astrónomos detectan una misteriosa señal de radio procedente de Próxima Centauri

El telescopio Parkes en Australia (CSIRO)

Los astrónomos que se encargan de buscar vida fuera de nuestro planeta han encontrado algo extraño. Una misteriosa señal de radio parece provenir de la estrella Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sol a 4,2 años luz de distancia.

«Tiene algunas propiedades particulares que hicieron que pasara muchos de nuestros controles, y aún no podemos explicarlo», dice Andrew Siemion de la Universidad de California para Scientific American.

La curiosidad más grande, posiblemente, es que la señal ocupa una banda muy estrecha del espectro de radio: 982 Mhz. Esta banda, generalmente, carece de señales de satélites y naves artificiales. Esto abre la débil posibilidad de que la fuente sea una forma de inteligencia extraterrestre avanzada.

«No conocemos ninguna forma natural de comprimir la energía electromagnética en un solo ‘contenedor’ en frecuencia» como este, dice Siemion. Quizás, sostiene, alguna peculiaridad exótica aún desconocida de la física del plasma podría ser una explicación natural para las ondas de radio tentadoramente concentradas. Pero «por el momento, la única fuente que conocemos es tecnológica».

La detección se filtró originalmente en el diario The Guardian, antes de que la investigación se publicara, por lo que la información es limitada.

Probablemente, no se trate de una civilización extraterrestre

La detección fue realizada por el Observatorio Parkes en Australia. Esta forma parte de Breakthrough Listen, un programa de investigación destinado a encontrar evidencia de civilizaciones más allá de la Tierra. Las ondas de radio fueron captadas en observaciones realizadas entre abril y mayo de 2019.

Breakthrough Listen detecta señales de radio inusuales todo el tiempo: entre las fuentes terrestres, la salida de radio natural del Sol y las fuentes naturales más allá del sistema solar, hay muchas ondas de radio rebotando por ahí. Sin embargo, esta señal de radio parece provenir directamente de un sistema que tiene dos mundos confirmados hasta la fecha.

“Si ve una señal de este tipo y no proviene de la superficie de la Tierra, sabrá que ha detectado tecnología extraterrestre”, dice Jason Wright, astrónomo centrado en SETI en la Universidad Penn State en Pensilvania. Sin embargo, es importante aclarar en este punto que todavía no hay un estudio que confirme la fuente de la señal ni presente información de sus características.

Por otro lado, The Guardian citó una fuente anónima con acceso a los datos de la señal que decía: «Es el primer candidato serio para una comunicación extraterrestre desde la señal ‘¡Wow!'». Sin embargo, más adelante, el diario advirtió que es posible que la señal tenga un origen mundano.

“Es la señal más emocionante que hemos encontrado en el proyecto Breakthrough Listen, porque no hemos tenido un salto de señal a través de muchos de nuestros filtros antes”, dijo Sofia Sheikh del Penn State University, quien dirigió el análisis de la señal.

¿Qué sigue?

Todavía hay que esperar unos meses para que los científicos puedan descartar otras fuentes potenciales de la señal que ahora llaman BLC1. Además, aunque parece provenir de Proxima Centauri, no cumple con algunas características que debería tener si se tratase de una inteligencia extraterrestre (ETI).

“BLC1 es, para todos los efectos, solo un tono, solo una nota”, dice Siemion. «No tiene absolutamente ninguna característica adicional que podamos discernir en este momento».

Por otro lado, la señal debería repetirse en el tiempo. “Si es una ETI, eventualmente debe ser replicable, porque es poco probable que sea una única vez”, dice Shami Chatterjee, radioastrónoma de la Universidad de Cornell en Nueva York.

“Si un equipo independiente en otro observatorio del mundo puede recuperar la misma señal, entonces sí. Apostaría dinero a que no lo harán, pero me encantaría equivocarme».

Por el momento, solo queda esperar a los estudios que los científicos puedan presentar en relación a la señal. Sin embargo, es posible que incluso cuando se realice la publicación no haya respuestas concluyentes.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.