Astrónomos encuentran el cuásar «radio-ruidoso» más distante hasta la fecha

Publicado el
Astrónomos encuentran el cuásar «radio-ruidoso» más distante hasta la fecha

La impresión de este artista muestra el aspecto del distante quásar P172 + 18 y sus radio-jets. (ESO / M. Kornmesser)

Un equipo de astrónomos ha descubierto y estudiado en detalle la fuente de emisión de radio más distante conocida hasta ahora. Se trata de un cuásar “radio-ruidoso”, cuya radiación se tarda 13.000 millones de años luz en llegar a nosotros. Este hallazgo podría darnos más información para comprender qué sucedía en el Universo primitivo.

El estudio, dirigido por Eduardo Bañados del Instituto de Astronomia Max Planck en Alemania, se encuentra disponible en The Astrophysical Journal.

Cuásares

Son fenómenos los cuales se cree que surgen cuando un enorme agujero negro, situado en el núcleo de una galaxia, comienza a absorber toda la materia que encuentra en su cercanía. Al ocurrir esto, debido a la enorme velocidad de rotación del disco de acreción formado, se libera una enorme cantidad de energía; ya sea en forma de ondas de radio, luz visible, infrarroja, ultravioleta y rayos X. Su potente brillo las hace capaces de eclipsar a las mismas galaxias que los contienen.

El quásar recién descubierto, apodado P172+18, se encuentra tan lejos que su luz ha viajado durante unos 13 mil millones de años para llegar hasta nosotros. De hecho, lo vemos en el momento cuando el Universo tenía alrededor de 780 millones de años solamente.

Si bien se han descubierto cuásares más distantes, esta es la primera vez que los astrónomos han podido identificar jets de radio en un quásar tan temprano en la historia del Universo. Solo alrededor del 10% de los cuásares, clasificados por los astrónomos como «radio-ruidosos», tienen jets que brillan intensamente en frecuencias de radio. 

Un “radio-ruidoso” que crece muy rápido

P172+18 está alimentado por un agujero negro de 300 millones de veces la masa del Sol y consume gas a un ritmo increíble. «El agujero negro está devorando materia muy rápidamente, creciendo en masa a una de las tasas más altas jamás observadas», explica la astrónoma Chiara Mazzucchelli, miembro de ESO en Chile.

Los investigadores creen que podría haber una conexión entre el rápido crecimiento de agujeros negros como este y los poderosos jets de radio que salen disparados de cuásares como P172+18. Presumiblemente, los jets son capaces de perturbar el gas alrededor del agujero negro, aumentando la velocidad a la que cae el gas. 

De esta manera, el estudio de estos cuásares radio-ruidosos puede darnos información sobre cómo los agujeros negros en el Universo temprano alcanzaron sus tamaños supermasivos; una de las grandes preguntas sin respuesta en la astronomía moderna.

«Me parece muy emocionante descubrir ‘nuevos’ agujeros negros por primera vez y proporcionar un bloque de construcción más para comprender el Universo primordial, de dónde venimos y, en última instancia, a nosotros mismos», dice Mazzucchelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.