Astrónomos encuentran las primeras estrellas gigantes rojas “en miniatura”

Publicado el
Astrónomos encuentran las primeras estrellas gigantes rojas “en miniatura”

En este sistema binario llamado Mira, una estrella gigante roja transfiere masa a una enana blanca. / NASA/CXC/M.Weiss.

Astrónomos en Australia han identificado por primera vez diferentes tipos de estrellas gigantes rojas «encogidas», las cuales parecen haber perdido una gran cantidad de masa debido a posibles estrellas enanas blancas vecinas. Su valor científico ha sido recogido en un estudio publicado en Nature Astronomy.

Las gigantes rojas son objetos fríos y brillantes que se producen al final del ciclo de evolución estelar. Los astrónomos ya habían predicho la existencia de gigantes rojas «en miniatura», y ahora el equipo de la Universidad de Sydney acaba de confirmar su existencia. 

«Fue como encontrar a Waldo. Tuvimos mucha suerte de hallar unas 40 gigantes rojas más delgadas, escondidas en un mar de gigantes normales», dijo el autor principal Yaguang Li.

El trabajo 

El equipo de Li descubrió las estrellas en datos de archivo del telescopio espacial Kepler, retirado en 2018. Durante su período de funcionamiento, el observatorio apuntó a la constelación Cygnus, recopilando mediciones de la variación en el brillo en decenas de miles de estrellas gigantes rojas

Para determinar sus propiedades, emplearon la astrosismología, el estudio de las vibraciones estelares. De acuerdo con esta ciencia, las ondas de radio revelan información que va más allá de la temperatura superficial y la luminosidad de las estrellas

«Las ondas penetran en el interior estelar y nos brindan una rica información sobre otra dimensión», explicó Li. Así, pudieron determinar las etapas evolutivas de las estrellas, sus masas y su tamaño. Sin embargo, notaron algo extraño: dos de ellas eran de tipos diferentes a los habituales. 

Las gigantes rojas encontradas

Uno de los tipos que llamó la atención de los astrónomos incluía estrellas gigantes rojas «encogidas», de hasta 0,7 masas solares. Teniendo en cuenta que el tamaño típico de una gigante roja puede ser de 8 masas solares, se presumen dos posibles explicaciones para su tamaño.

Primero, se trataría de una pérdida gradual de masa, pero esto sería imposible, ya que el proceso llevaría más tiempo que la edad del universo. En el segundo escenario más probable, alguna enana blanca cercana habría capturado la masa de su vecina.

El otro tipo inusual involucra estrellas con una masa y un brillo más bajos que los de los modelos. Estas estrellas son raras, de hecho sólo siete de ellas fueron encontradas en los datos del telescopio Kepler

Además, la falta de una explicación aparente para la pérdida de masa a través de los procesos físicos normales ha llevado a los investigadores a concluir que, nuevamente, deben tener alguna compañera oculta «robándoles» masa

Importancia 

Actualmente, se sabe que la mayoría de las estrellas pertenecen a sistemas binarios, formados por dos estrellas unidas gravitacionalmente. Cuando están muy juntas y se expanden, el material de una puede alcanzar la esfera gravitacional de la otra, siendo arrancada. 

El equipo cree que los resultados abren nuevas posibilidades para el estudio de la evolución de los sistemas binarios tras procesos de transferencia de masa. Asimismo, les ayudará a comprender la vida de las estrellas de la Vía Láctea, es decir, de las vecinas estelares más cercanas a la Tierra. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.