Astrónomos encuentran un candidato a planeta errante flotando libremente en la Vía Láctea

Publicado el
Astrónomos encuentran un candidato a planeta errante flotando libremente en la Vía Láctea

(NASA)

Algunos planetas no se encuentran gravitacionalmente atados a ninguna estrella, y por lo tanto se mueven por el espacio interestelar como objetos independientes. A estos se les conoce como ‘planetas errantes’ y los astrónomos están mejorando en detectarlos.

Ahora, un equipo de investigadores ha anunciado el descubrimiento de un candidato a planeta errante que tiene aproximadamente la misma masa que Marte o la Tierra.

Los detalles del hallazgo, realizado por la colaboración del Experimento Óptico de Lentes Gravitacionales (OGLE) y la colaboración de la Red de Telescopios de microlentes de Corea (KMTN), se encuentra disponible en ArXiv.org.

Lentes gravitacionales

Encontrar un planeta errante en el espacio profundo, teniendo en cuenta que estos no emiten luz propia, es un verdadero desafío. En ese sentido, para lograrlo se requiere de un enfoque innovador: lentes gravitacionales.

Para utilizar el efecto de lente gravitacional necesitamos dos cosas: una fuente de luz distante y un objeto con la suficiente cantidad de masa en medio para que actúe como lente y desvíe esa luz.

En este caso, el planeta de baja masa actúa como lente. Dependiendo de cuánto se curve la luz de la fuente lejana, los astrónomos pueden obtener valiosa información al respecto.

Esquema de las trayectorias de la luz en un lente gravitacional. La imagen del objeto distante se curva, rodeando el objeto masivo en medio.

Microlentes de corta duración

En ese sentido, un planeta errante como el que hemos detectado no desviará mucho la luz, y tampoco por mucho tiempo. De manera específica, a este efecto se le conoce como ‘microlente gravitacional’.

“Se espera que los eventos de microlentes por planetas errantes de masa terrestre tengan radios angulares de Einstein extremadamente pequeños (.1 µas) y escalas de tiempo extremadamente cortas (0.1 días)”. Según los autores, esta es “la microlente de escala de tiempo corta más extrema descubierta hasta la fecha”.

Casualmente este es el factor que representa el más grande desafío. Aunque el microlente gravitacional nos ayuda, se dan por periodos muy cortos. Entrando en contexto, el microlente del planeta errante descubierto, OGLE-2016-BLG-1928, tuvo una duración de solo 41,5 minutos. En este tiempo es bastante difícil recopilar una cantidad de información contundente.

Consideraciones adicionales

A pesar de las dificultades, los científicos pudieron determinar que se trataba de un planeta. Sin embargo, todavía quedan algunas dudas. Es importante mencionar que este es un candidato a planeta, no un planeta en sí. Esto significa que todavía se requieren estudios posteriores para confirmar la naturaleza del objeto. Por el momento, sigue siendo un candidato.

Además, es importante tomar en cuenta que no podemos afirmar con totalidad si se trata de un errante o no. «Como en el caso de otros eventos de microlentes de corta escala de tiempo, no podemos descartar la presencia de un compañero estelar distante», escriben los autores. Si bien pudieron identificar que no había ningún compañero estelar a una distancia de 8 UA, muchos planetas orbitan a sus estrellas a distancias mucho mayores que esta. La posibilidad de que el planeta se encuentre orbitando una estrella todavía existe.

Hasta el momento, los científicos solo han encontrado cuatro candidatos a planetas errantes en la Vía Láctea. Sin embargo, juntos proporcionan «pruebas sólidas de una población de planetas rebeldes en la Vía Láctea», escriben los autores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.