Astrónomos hacen una rara detección de un planeta similar a la Tierra a 25 000 años luz de distancia

Publicado el
Astrónomos hacen una rara detección de un planeta similar a la Tierra a 25 000 años luz de distancia

Impresión artística de una súper Tierra. (ESO / spaceengine.org)

Puede haber multitudes de planetas similares a la Tierra esparcidos por toda la Vía Láctea, pero no son tan fáciles de encontrar. Hasta la fecha, solo alrededor de un tercio de los más de 4 000 exoplanetas encontrados y confirmados son rocosos, y la mayoría de ellos se encuentran a unos pocos miles de años luz de la Tierra.

La mayoría de los exoplanetas que conocemos han sido detectados usando uno de dos métodos. Existe el método de tránsito, que detecta planetas basados en las minúsculas y regulares fluctuaciones en la luz de las estrellas cuando un exoplaneta pasa frente a él; y está el método de bamboleo, que detecta el bamboleo minúsculo ejercido sobre una estrella por la influencia gravitacional de un exoplaneta. Pero existe un tercer método que no se usa mucho: la microlente gravitacional.

Una microlente gravitacional es una técnica que facilita el descubrimiento de objetos distantes utilizando estrellas de fondo como linternas.

Cuando una estrella cruza precisamente frente a una estrella brillante en el fondo, la gravedad de la estrella en primer plano enfoca la luz de la estrella de fondo, haciendo que parezca más brillante. Un planeta que orbita el objeto en primer plano puede causar una falla adicional en el brillo de la estrella.

Esta técnica ha encontrado los exoplanetas más distantes conocidos de la Tierra y puede detectar planetas de baja masa que están sustancialmente más lejos de sus estrellas que la Tierra de nuestro Sol. Ahora, según un nuevo estudio publicado en The Astronomical Journal un nuevo planeta parecido a la Tierra ha sido descubierto utilizando este inusual método.

El mundo recién descubierto, designado con el nombre de OGLE-2018-BLG-0677Lb, es uno de los planetas más ligeros detectados hasta ahora por la técnica de microlente gravitacional. Tiene una masa de 3.96 veces la masa de la Tierra. Su estrella anfitriona es una estrella enana o una enana marrón con una masa de solo 0.12 masas solares.

“La gravedad combinada del planeta y su estrella anfitriona hizo que la luz de una estrella de fondo más distante se magnificara de una manera particular. Utilizamos telescopios distribuidos por todo el mundo para medir el efecto de flexión de la luz «, dijo el Dr. Antonio Herrera Martin, astrónomo de la Facultad de Ciencias Físicas y Químicas de la Universidad de Canterbury.

«El efecto de microlente es raro, con solo una de cada millón de estrellas en la galaxia afectada en cualquier momento. Además, este tipo de observación no se repite, y las probabilidades de atrapar un planeta al mismo tiempo son extremadamente bajas¨, recalcó.

OGLE-2018-BLG-0677 fue detectado independientemente en el 2018 por el Experimento de Lente Gravitacional Óptica (OGLE) usando un telescopio en Chile y la Red de Telescopios de Microlente de Corea (KMTNet) usando tres telescopios idénticos en Chile, Australia y el Sur África.

No sabremos si el exoplaneta podría ser habitable en el corto plazo. Por un lado, no sabemos la naturaleza de la estrella. La temperatura y el nivel de actividad de una estrella anfitriona juegan un papel importante en la habitabilidad, tal como lo definimos. Y la estrella está tan lejos que ni siquiera estamos cerca de instrumentos lo suficientemente sensibles como para estudiar su espectro, para determinar si tiene una atmósfera.

Pero una de las preguntas más importantes sobre la vida en el Universo es con qué frecuencia tiene la oportunidad de surgir. Sabemos que puede surgir en exoplanetas rocosos, ya que lo hizo aquí en la Tierra. Entonces, mientras más exoplanetas rocosos encontremos, mejor podremos entender esa restricción.

Lo que esta investigación demuestra es el extraordinario poder de la microlente gravitacional como herramienta para encontrar esos exoplanetas distantes de baja masa. Y es increíblemente inspirador.

Fuente: Science Alert. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.