Astrónomos han realizado la primera detección de una molécula radiactiva en el espacio

2

Después de una larga búsqueda, los científicos han detectado por primera vez una molécula radiactiva en el espacio, y proviene de una antigua explosión estelar.

En el siglo XVII, los astrónomos vieron una nova brillando intensamente en la constelación de Vulpecula. Pero si bien pudieron ver la estrella a simple vista, no fue sino hasta el 2013 que pudieron rastrear el gas molecular isotópico inusual que producía el evento estelar y esto reavivó el interés en ella.  Ahora, en una nueva investigación, un equipo internacional dirigido por Tomasz Kamiński del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, ha demostrado que la nova probablemente fue causada por la fusión de dos estrellas en lo que se conoce como nova roja. En una nova roja, dos estrellas se fusionan en un evento explosivo, se refrescan y luego, en esta “fase fría”, producen grandes cantidades de gas y polvo molecular.

El equipo observó en el gas molecular, 26AlF, un isótopo radiactivo de aluminio, 26Al, en los restos de la nova, conocida como CK Vul (o Nova Vul 1670). Esta es la primera vez que se detecta una molécula radiactiva en el espacio. Esta es también la primera vez que un objeto que produce 26AlF ha sido identificado directamente, según el estudio publicado en la revista Nature Astronomy.

La ilustración de este artista muestra la colisión de dos estrellas, como las que formaron CK Vulpeculae, una antigua explosión estelar que a su vez creó la molécula radiactiva de aluminio-26.
Crédito: NRAO / AUI / NSF; S. Dagnello

Observando el 26AlF, los científicos pueden entender mejor cómo ocurrió la fusión en CK Vul.  Además, estudiar el proceso de fusión muestra que una colisión estelar, como esta nova roja, puede exponer incluso las capas más profundas de una estrella.

Pero, aunque este estudio ha arrojado nueva luz sobre esta antigua colisión, también ha planteado nuevas preguntas. De acuerdo a los investigadores, se sabe desde hace años que hay alrededor de dos masas solares de 26Al en toda la galaxia. Aún no está claro dónde se originó este material radiactivo, pero con estimaciones de la masa de 26AlF en CK Vul, los investigadores creen que la fusión no puede ser la única responsable de todo el isótopo detectado. Entonces, la cantidad real del isótopo y su origen en la galaxia siguen siendo un misterio.

Esta imagen creada artísticamente muestra una reproducción a color de la nebulosa que rodea a la estrella CK Vul superpuesta sobre una imagen capturada por las antenas de ALMA en Chile. Por primera vez, los científicos han detectado una molécula radiactiva en el espacio en esta estrella.
Crédito: T. Kamiński; ESO / Y. Beletsky / ALMA foto

Gracias a este trabajo, el equipo de investigación también descubrió que las herramientas como Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA) podrían ser más útiles en la búsqueda de productores de 26Al que los observatorios de rayos gamma. Esto podría ser útil en futuras investigaciones de los restos estelares y 26AlF en la galaxia.

Fuente: Science Alert.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: