Astrónomos obtienen una imagen directa de un exoplaneta bebé a más de 400 años luz de distancia

Publicado el
Astrónomos obtienen una imagen directa de un exoplaneta bebé a más de 400 años luz de distancia

Imagen directa del exoplaneta 2M0437b. / Telescopio Subaru.

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un nuevo candidato a exoplaneta de tipo superjúpiter a través de la observación directa. El objeto encontrado podría convertirse en uno de los exoplanetas más jóvenes y sus propiedades no encajan en los modelos actuales de formación planetaria. Una preimpresión del trabajo está disponible en arXiv.org.

El método de observación directa de exoplanetas es el más espectacular entre todos los métodos utilizados para estudiar tales objetos. Sin embargo, ha estado disponible desde hace no mucho, ya que requiere el uso de los telescopios y receptores de radiación más modernos.

A menudo, este método es empleado para estudiar exoplanetas gigantes en órbitas amplias alrededor de estrellas jóvenes. Esto debido a que todavía están lo suficientemente calientes como para ser visibles en el rango infrarrojo. Tales observaciones permiten probar modelos de formación de exoplanetas, como el de acreción en un núcleo sólido.

El trabajo

Ahora, un grupo de astrónomos dirigido por Eric Gaidos de la Universidad de Hawái en Manoa ha anunciado el descubrimiento de un candidato a exoplaneta. El equipo lo bautizó como 2M0437b y lo detectó utilizando observaciones directas de la enana roja 2MASS J04372171+2651014, ubicada en la región de formación estelar de la constelación de Tauro.

“Este descubrimiento fortuito se suma a una lista de élite de planetas que podemos observar directamente con nuestros telescopios”, dijo Gaidos. “Al analizar la luz de este planeta podemos decir algo sobre su composición, y quizás también dónde y cómo se formó en un disco de gas y polvo desaparecido hace mucho tiempo alrededor de su estrella anfitriona”.

La edad de la estrella se estima en 2 a 5 millones de años, y la masa es de 0,15 a 0,18 masas solares. Las observaciones se realizaron en el rango infrarrojo mediante telescopios del Observatorio Keck y Subaru, equipados con óptica adaptativa.

El particular sistema

La comparación de la luminosidad del objeto recién descubierto con los modelos sugiere una masa de 3-5 masas de Júpiter. Dicho tamaño está muy por debajo del límite de combustión del deuterio, de forma que no es una enana marrón, sino, muy probablemente, un super-exoplaneta tipo Júpiter.

Las observaciones del sistema durante tres años ayudaron a establecer que 2M0437b se mueve con la estrella, manteniéndose en una amplia órbita a su alrededor. La temperatura efectiva del inmenso planeta se estima en 1400-1500 Kelvin.

2M0437b se convirtió en uno de los candidatos más jóvenes para exoplanetas, lo que se observó directamente. Aun así, su descubrimiento no encaja en los modelos de formación de planetas debido a la acumulación de materia del disco en el núcleo (debido a la juventud del sistema). Tampoco se muestra estabilidad en la gravedad del disco protoplanetario (debido a la gran masa del planeta).

El equipo cree que el joven sistema sería un excelente candidato para las observaciones de seguimiento aprovechando el Telescopio Espacial Hubble. Hasta la fecha, la estrella y su exoplaneta se han estudiado utilizando observatorios terrestres, que deben corregir el efecto de deformación de la atmósfera terrestre. El Hubble no tiene este problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.