Astrónomos parecen haber encontrado evidencia de las primeras estrellas en nuestro Universo

Publicado el
Astrónomos parecen haber encontrado evidencia de las primeras estrellas en nuestro Universo

Galaxia enana Escultor. / ESO - Digital Sky Survey 2

Las primeras estrellas aparecieron hace aproximadamente 13.7 mil millones de años, cuando el universo era muy joven. Y ahora, por primera vez, astrónomos parecen haber detectado evidencia de estas primeras estrellas. El estudio que explica el hallazgo fue publicado en Astrophysical Journal Letters.

Aunque no hemos descubierto a estas primeras estrellas, llamadas estrellas de Población III (Pop III), podríamos haber encontrado lo más cercano a ellas. Se trata de una antigua estrella enana marrón en una galaxia enana que orbita la Vía Láctea.

Recibe el nombre de AS0039 y existe en la galaxia esferoidal enana Sculptor a 290.000 años luz de distancia de la Tierra. Posee una composición química la cual sugiere que sus orígenes se encuentran en la muerte de las estrellas Pop III, las cuales se convirtieron en hipernova.

El trabajo

El estudio reciente fue liderado por la astrónoma Ása Skúladóttir de la Universidad de Florencia. Ella descubrió que la enana marrón poseía la metalicidad más baja de cualquier estrella encontrada más allá de nuestra galaxia.

No solo eso, AS0039 también contiene menos carbono que cualquier otra estrella jamás vista. Si se verifican estos hallazgos, la estrella podría convertirse en un paso crucial para comprender cómo se encendieron las luces del universo.

“Estamos en presencia de una estrella secundaria con características químicas excepcionales”, afirmó Skúladóttir. “Baja en hierro, AS0039 ni siquiera es rica en carbono y tiene una cantidad extremadamente baja de magnesio en comparación con otros elementos más pesados, como el calcio”, continuó.

Los astrónomos están bastante seguros de cómo el universo se congeló a partir de los desordenados restos del Big Bang. Pero los bordes más lejanos del espacio-tiempo son difíciles de alcanzar con los telescopios modernos.

Los primeros millones de años posteriores al Big Bang vieron todo el espacio lleno de un gas turbio y caliente que oscurecía cualquier objeto. No obstante, una vez formadas las primeras estrellas, su luz ultravioleta ionizó el gas y despejó el espacio, permitiendo que la luz cósmica brille por primera vez.

Ventana al universo temprano

En la actualidad, las formaciones estelares nos han ayudado a comprender el surgimiento de las estrellas Pop III. Pero detectarlas Ayudaría a los astrónomos a construir una imagen más completa de esta extraña era en el Universo.

Durante la oscuridad primordial del universo primitivo, las primeras estrellas estaban compuestas por muy pocos elementos pesados. Esto se debe a que la composición del medio espeso del que se formaron era principalmente helio e hidrógeno.

Sin embargo, la inmensa fuerza gravitacional de las primeras estrellas permitió la fusión de núcleos atómicos en elementos cada vez más pesados, a través de las generaciones de estrellas medias, hasta que el hierro se arremolinó alrededor de nuestro sistema solar y llenó la Tierra.

Los elementos más pesados ​​se formaron principalmente a partir de eventos altamente energéticos como las supernovas. Luego, una vez forjados, fueron absorbidos por la formación de generaciones posteriores de estrellas.

Esto significa que las estrellas cuya composición carece de metales podrían ser extremadamente antiguas, de una época en que los metales aún no se habían formado en el núcleo de las estrellas masivas. Y AS0039 es muy baja en metales, al igual que su galaxia anfitriona, con un mero 4% de carbono de la Vía Láctea, proporcionalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.