Blue Origin está probando cohetes reutilizables. ¿Por qué no muchos saben de ello?

0

El domingo 29 de abril, la compañía de viajes espaciales Blue Origin lanzó una prueba del cohete reutilizable New Shepard y la cápsula espacial que la compañía espera que algún día transporte a los turistas al borde del espacio.

Fue la octava prueba de este diseño de cohete y la segunda para este cohete en particular. Sin embargo, a diferencia de la fanfarria de transmisión en vivo de SpaceX, esta es solo la segunda vez que Blue Origin pone a disposición del público en tiempo real una de sus pruebas.

¿Pero, por qué tanto secreto?

Nadie en Blue Origin -ni funcionarios, ni su fundador, Jeff Bezos- ha hablado de por qué el proceso de desarrollo de Blue Origin es tan silencioso. Sin embargo, sobre la base de las entrevistas que han ofrecido, parece que Bezos y Blue Origin están más centrados en desarrollar su producto que unirse al bombo de esta segunda “carrera espacial”.

“El espacio es un gran lugar. No es un mercado de pérdidas “, dijo Caitlin O’Keefe Dietrich, directora de Relaciones Públicas de Blue Origin, a Engadget cuando se le preguntó si la empresa sentía alguna presión para acelerar las pruebas basadas en los logros de competidores como SpaceX y Virgin Galactic. “Nuestra filosofía es utilizar un enfoque gradual, paso a paso para nuestros programas de desarrollo de tecnología espacial a largo plazo. Y este enfoque nos ha dado un gran progreso hasta ahora “, agregó Dietrich.

Traducción aproximada de tweet: a Blue Origin le importa un comino el circo de los medios de SpaceX. No está tratando de superar a los competidores en cada proyecto posterior: la compañía está trabajando en solo dos cohetes (New Shepard y New Glenn) con la esperanza de lanzar un vuelo tripulado antes de finales del 2018. Blue Origin de lo único que está preocupado es por Blue Origin. Y Eso es.

Es demasiado pronto para decir si la estrategia de Blue Origin es mejor que la de SpaceX, o viceversa. La competencia es una fuerza poderosa para la innovación. Pero como la industria espacial comercial está creciendo rápidamente (y SpaceX está amenazando con monopolizarla), es bastante fácil seguir innovando en un esfuerzo por dominar la competencia, perdiendo de vista el objetivo principal en el proceso.

¿Una forma de juzgar quién gana? Quien envía a los humanos más lejos de lo que nunca han ido. En ese sentido, las empresas se esfuerzan por lograr el mismo objetivo a largo plazo, y aquellas que mantienen sus ojos en el premio pueden tener mejores resultados. En su entrevista con Engadget, Dietrich de Blue Origin dijo que la visión de la compañía de millones de personas que viven y trabajan en el espacio significa que “están aplaudiendo a todos los operadores de lanzamiento que están construyendo sistemas nuevos y más capaces”.

Aún así, en el corto plazo, las compañías todavía tienen hambre de crecer. Blue Origin actualmente compite por un contrato para desarrollar un nuevo cohete de clase orbital para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. También es poco probable que Blue Origin mantenga su proceso así de silencioso para siempre. Después de todo, si la compañía quiere que la gente compre un viaje en sus próximos vuelos de baja órbita, tendrá que entusiasmarlos para que entreguen el dinero en efectivo.

Este artículo fue publicado originalmente en Futurism por Claudia Geib

 

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario