¿Cerca de resolver el misterio? Astrónomos descubren que la estrella de Tabby tiene una compañera

Publicado el
¿Cerca de resolver el misterio? Astrónomos descubren que la estrella de Tabby tiene una compañera

Estrella de Tabby a la derecha. (Pearce)

La estrella de Tabby (o estrella de Boyajian) lleva años complicando la vida de muchos astrónomos por sus abruptos e impredecibles cambios de brillo. Estos cambios son tan raros que en algún momento se pensó que una estructura artificial gigantesca a su alrededor podría ser la responsable. Sin embargo, la respuesta que más se aceptó era que se debía a una gran nube de polvo que orbitaba la estrella.

Ahora, un equipo de astrónomos ha descubierto que la misteriosa estrella de Tabby parece tener un compañero binario. De confirmarse con observaciones más detalladas, este otro cuerpo podría estar contribuyendo a sus caídas irregulares de brillo.

El estudio, liderado por Logan Pearce de la Universidad de Arizona, ha sido aceptado en The Astrophysical Journal y se encuentra disponible en arXiv.

La estrella de Tabby o de Boyajian

La estrella (ahora conocida como KIC 8462852 A) fue descubierta en 2015 por la astrónoma Tabetha Boyajian. Se encuentra a 1.470 años luz de distancia en dirección de la constelación de Cygnus y Lyra. Tiene una masa de alrededor de 1,36 veces nuestro Sol, y un tamaño 1,5 veces el de nuestra estrella.

Hasta la fecha, esta enana de color amarillo-blanco sigue atenuándose de forma impredecible. En otras palabras, la estrella se atenúa sin regularidad: tanto en tiempo como en intensidad. Es más, algunas veces una longitudes de onda se atenúan más que otras. Estas características hacen que esta estrella sea un verdadero enigma para muchos astrónomos.

Una compañera

La explicación más probable de este fenómeno parece incluir polvo y escombros ópticamente delgados, posiblemente restos de planetesimales o cometas que tienen órbitas muy excéntricas. Estos objetos se interpondrían entre la estrella y nuestros telescopios, produciendo cambios abruptos en su brillo.

En ese sentido, un equipo de astrónomos dirigido por Pearce ha tratado de averiguar qué estaba sucediendo con esta enigmática estrella. Tras cinco años de análisis profundo de los datos, el equipo ha encontrado que hay una segunda estrella más pequeña: una enana roja ahora denominada KIC 8462852 B.

La órbita de KIC 8462852 B es extraordinariamente elíptica y ambas estrellas están separadas por una distancia media de 880 unidades astronómicas. Esto es equivalente a 880 veces la distancia media que separa a nuestro planeta del Sol. 

¿Por qué esto es importante?

La presencia de una segunda estrella podría explicar los cambios en el brillo de la estrella de Tabby. Si bien la enana roja no puede influir directamente sobre el brillo de su compañera, podría estar contribuyendo a la formación de polvo en el sistema. 

Esta alternativa es la más aceptada debido a que puede explicar las caídas del 20 por ciento en brillo que tiene la estrella de Tabby. Sin embargo, hasta ahora no había ninguna causa probable que explicara una nube tan grande. La presencia de esta otra estrella podría ser la clave que necesitamos. 

Es importante mencionar que este escenario todavía no se ha confirmado. Los astrónomos esperan seguir haciendo observaciones más detalladas para terminar de resolver el misterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.