Científica a quien le robaron el Nobel en 1974 finalmente gana Premio de Física de $ 3 millones y lo dona

2

Jocelyn Bell Burnell es responsable de uno de los descubrimientos de astrofísica más importantes del siglo XX: el púlsar. Este descubrimiento, que realizó como estudiante graduada, ganó un Premio Nobel en 1974. Pero Bell Burnell no recogió el Nobel. En cambio, el premio fue para su supervisor en la Universidad de Cambridge, Antony Hewish, quien había construido el radiotelescopio necesario con ella pero no descubrió el púlsar.

Ahora, 44 años después, Bell Burnell ha recibido el Premio Breakthrough por el mismo descubrimiento, y por su liderazgo científico en los años posteriores. En 1974, el comité Nobel entregó cerca de $ 124 000 a los ganadores (lo que ahora serían $ 620 000). Su supervisor, Hewish, habría recibido la mitad de eso, después de dividir el premio con otro astrónomo de radio que ganó el mismo año. El Premio Breakthrough, financiado por Sergey Brin, Priscilla Chan y Mark Zuckerberg, Ma Huateng, Yuri y Julia Milner, y Anne Wojcicki, cuenta con un premio de $ 3 millones, lo que lo convierte en el premio científico más grande del mundo.

Bell Burnell le dijo a la BBC que planea dar el dinero, estableciendo una beca para apoyar a las mujeres y las minorías étnicas interesadas en la ciencia.

“No quiero ni necesito el dinero y me pareció que este era quizás el mejor uso que podía darle”, dijo en su entrevista con la BBC, y agregó que cree que el sesgo inconsciente mantiene a esos grupos fuera de la ciencia. y que el hecho de su propio estatus como forastera en Cambridge le ayudó a hacer su descubrimiento”.

Las estrellas de neutrones giran rápidamente, emitiendo destellos de electromagnetismo altamente regulares. Los científicos llaman un púlsar a ese punto de destello en sus datos del telescopio.

“El descubrimiento de púlsares de Jocelyn Bell Burnell siempre será una de las grandes sorpresas en la historia de la astronomía”, dijo Edward Witten, presidente del comité de selección del Premio Breakthrough, en un comunicado. “Hasta ese momento, nadie tenía una idea real de cómo se podían observar las estrellas de neutrones, si es que existían. De repente, resultó que la naturaleza ha proporcionado una forma increíblemente precisa para observar estos objetos, algo que ha llevado a muchos avances posteriores. ”

Fuente: Science Alert.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

    • No me parece amarillista, al contrario me parece machista su comentario al creer que reconocer el trabajo de una mujer hoy en día puede ser llevado al amarillismo, ridículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: