La inversión del campo magnético terrestre podría ocurrir 10 veces más rápido de lo estimado

Publicado el
La inversión del campo magnético terrestre podría ocurrir 10 veces más rápido de lo estimado

Indispensable para navegar por el mundo, nos protegen de la radiación solar, varias especies la utilizan para orientarse y, evidentemente, gracias a él funcionan las brújulas. Pero sus polos están cambiando y a un ritmo muy rápido. 

En un estudio publicado en Nature Comunications científicos indican que, utilizando simulaciones por computadora, han descubierto que los cambios en la dirección del campo magnético de la Tierra tienen lugar 10 veces más rápido de lo que se pensaba anteriormente.

Esta investigación buscar ser una novedosa forma de ver cómo el flujo en espiral de hierro fundido a 2 800 kilómetros debajo de la superficie del planeta viene influyendo en el movimiento del campo magnético durante los últimos cien mil años.

Alarmante velocidad

Los investigadores comprobaron el año pasado que el Polo Norte magnético se está desplazando a una velocidad inusitada de 55 kilómetros por año: va desde Canadá hacia Siberia. A partir de este hecho, se ha podido deducir que en los últimos años el movimiento del campo magnético terrestre se ha acelerado, mientras que su fuerza se ha reducido.

Lo que confirman es que estos cambios se producen en momentos en que el campo invierte su polaridad. Aunque hay que decir que estos cambios han ocurrido varias veces. El campo magnético terrestre se ha invertido alrededor de 100 veces en los últimos 20 millones de años, sin embargo, lo alarmante es que su siguiente inversión está muy cercana, pues este comportamiento se ha modificado, incrementando su velocidad hasta 10 veces.

PARA LEEER: Las aves pueden ver los campos magnéticos de la Tierra, y estamos cerca de averiguar cómo

El dato revelador de la investigación es que hace 39 000 años una aceleración del campo magnético de 2.5 grados por año  estuvo relacionada con una inversión magnética.

Estos episodios, que duran de cientos a miles de años, con frecuencia acarrean un debilitamiento de la fuerza del campo magnético, seguida por una recuperación rápida una vez se ha producido el cambio de los polos.

Cambios direccionales rápidos en dos simulaciones de geodinamo y GGF100k. (Nature Communications).

Pero también hay otra hipótesis: que los cambios se dan durante la etapa de “excursiones geomagnéticas”, cuando el eje dipolar, correspondiente a las líneas de campo que emergen de un polo magnético y convergen en el otro, se aleja de las ubicaciones Norte y Sur de los polos geográficos.

Pase lo que pase, la aceleración magnética establecida en este estudio no altera la percepción de que nuestro planeta ostenta hoy una polaridad magnética estable, indican los investigadores. La última vez que se dio este fenómeno fue hace unos 772 mil años, por lo que no existe un registro de esto en la humanidad contemporánea, pero por las condiciones de vida actuales, así por cómo está organizada la civilización humana, este evento tendría cualidades y consecuencias catastróficas.

Aunque las previsiones han apuntado que faltan alrededor de entre cientos de milenios a 1 millón de años para que suceda, los nuevos estudios indican que esto puede suceder incluso en los siglos por venir.

El problema es la falta real de información.

«Tenemos aún un conocimiento muy incompleto de nuestro campo magnético más allá de hace 400 años. Y dado que estos cambios rápidos reflejan algunos de los eventos más extremos del núcleo líquido, podrían darnos información importante sobre el comportamiento del interior profundo de la Tierra«, comentó Chris Davies, autor principal del estudio.

Lo que se vendrá

¿Qué pasaría si este cambio ocurriese hoy? Lo primero que notaríamos sería la pérdida de todo tipo de comunicación de satélites en órbitas lejanas. Después, se perdería toda comunicación con las estaciones espaciales y, luego las comunicaciones dentro de la Tierra no podrían darse. También afectaría toda la tecnología terrestre y se vería imposibilitada para funcionar correctamente, haciendo que, tecnológicamente, la humanidad vuelva a la Edad de Piedra.

Finalmente, la radiación terminaría por envenenar a la vida humana por completo, comprometiendo por completo la supervivencia de la humanidad. Los científicos alertan que se debe prever si el campo magnético decaerá pronto, incluso en el próximo siglo, para que la humanidad pueda prevenir este evento y avanzar hacia soluciones que permitan preservar la vida en la Tierra.

Fuente: Science daily
Estudio: Earth’s magnetic field can change 10 times faster than previously thought

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *