Científicos captan en video a pulpos golpeando peces y la razón es un misterio

Publicado el
Científicos captan en video a pulpos golpeando peces y la razón es un misterio

Pulpo golpeando un pez, aparentemente por las puras / @OctoEduardo Eduardo Sampaio

Si los pulpos ya eran extraños, ahora tenemos evidencia que son más raros de lo que se creía. Científicos portugueses han capturado en video como pulpos golpeaban a unos peces sin ninguna razón aparente. Los detalles del hallazgo fueron publicados en Ecology.

Aunque el comportamiento parece extraño y malintencionado, podría tener su origen en algo llamado “desplazamiento activo”. Este fenómeno ocurre en medio de esfuerzos de caza colaborativos, en los que pulpos y peces se unen para perseguir y atrapar presas juntos.

Eduardo Sampaio

“Se sabe que los pulpos y los peces cazan juntos, aprovechando la morfología y la estrategia de caza del otro”, explica el biólogo marino Eduardo Sampaio de la Universidad de Lisboa. “Dado que se unen varios socios, esto crea una red compleja donde la inversión y la rentabilidad pueden desequilibrarse, dando lugar a mecanismos de control”.

Control sobre el acceso al alimento

En esencia, el mecanismo busca establecer una sensación de control y dominio en medio de una comida comunitaria. Solo que en el salvaje mundo marino, los métodos de los cefalópodos son algo más… violentos.

En el estudio, los investigadores observaron interacciones entre la especie Octopus cyanea y varias especies de peces diferentes en el Mar Rojo. La lista de peces incluía el pez ardilla (Sargocentron caudimaculatum), el mero de punta negra (Epinephelus fasciatus) y el mero cola de lira (Variola louti), entre otros.

“Desde una perspectiva ecológica, golpear activamente a un pez compañero implica un pequeño costo energético para el actor (es decir, el pulpo)”, escribe el equipo. “Al mismo tiempo, impone un costo al pez objetivo”, agrega.

Los investigadores plantean la hipótesis de que gran parte del golpe está diseñado para mantener a los peces en línea durante la caza. Los pulpos buscarían disuadirlos de la presa, reubicar su posición en la manada o incluso desalojarlos de la caza por completo.

¿Pulpos rencorosos?

Pero golpear peces no siempre parece ocurrir por razones prácticas inmediatas. En dos ocasiones, los investigadores observaron que los golpes tenían lugar incluso cuando no parecía estar relacionado con los intentos de agarrar presas.

Según los investigadores, en esos casos, son posibles dos escenarios teóricos diferentes. En el primero, los beneficios son ignorados por completo por el pulpo y el golpe es un comportamiento rencoroso, utilizado para imponer un costo al pez.

En el otro escenario teórico, los golpes pueden ser una forma de agresión con beneficios tardíos. El pulpo prefiere pagar un pequeño costo en términos energéticos para imponer uno más caro sobre un socio que se porta mal. La intención es promover un mejor comportamiento colaborativo en las siguientes interacciones.

Aunque todavía no podemos saber con certeza por qué los pulpos golpean peces al azar de esta manera, cualquiera de las dos explicaciones teóricas, indican que el pulpo va en serio cuando se trata de comida. En cualquier caso, el fenómeno no deja de ser interesante en un animal ya de por sí fascinante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.