Científicos desarrollan un nuevo láser que puede encontrar y destruir células cancerosas en la sangre

1

Un equipo de científicos de la Universidad de Arkansas ha probado con éxito un láser que puede rastrear las células cancerosas y matarlas, todo desde fuera de la piel.

Si bien es completamente no invasiva, «esta tecnología tiene el potencial de inhibir significativamente la progresión de la metástasis», dijo Vladimir Zharov, autor del artículo que se publicó en Science Translational Medicine la semana pasada.

La idea es matar las células cancerosas antes de que puedan hacer metástasis o diseminarse a través del cuerpo, la causa principal de las muertes relacionadas con el cáncer.

La nueva tecnología, llamada Cytophone, utiliza pulsos de luz láser en el exterior de la piel para calentar las células de la sangre. Pero el láser solo calienta las células del melanoma, no las células sanas, porque estas células transportan un pigmento oscuro llamado melanina, que absorbe la luz. El Cytophone luego usa una técnica de ultrasonido para detectar las pequeñas y diminutas ondas emitidas por este efecto de calentamiento. Con esto, las células tumorales circulantes terminan absorbiendo mucha más energía térmica que las células normales. El calor hace que se expandan y colapsen.

«Nuestro objetivo es matar estas células, podemos ayudar a prevenir la propagación del cáncer metastásico», dijo Zharov. Pero espera realizar más investigaciones para optimizar aún más el dispositivo para matar más células tumorales, mientras sigue siendo inofensivo para otras células.

Hasta ahora los resultados han sido prometedores. Probaron la tecnología en 28 pacientes de piel clara que tenían melanoma y en 19 voluntarios sanos que no tenían melanoma. Colocaron el láser en las manos de los pacientes y encontraron que dentro de 10 segundos a 60 minutos, la tecnología podría identificar células tumorales circulantes en 27 de los 28 voluntarios. En un paciente incluso se logró destruir el 96 por ciento de las células tumorales.

De acuerdo a los investigadores, el dispositivo no arrojó ningún falso positivo en los voluntarios sanos, y no causó ningún riesgo o efectos secundarios. La melanina es un pigmento que normalmente está presente en la piel, pero las células de la piel no se dañan, dijo Zharov. A pesar de que la piel produce melanina de forma natural, esta técnica láser no daña esas células. Esto se debe a que la luz láser se dispersa en un área grande de la piel (por lo tanto, no se enfoca lo suficiente en las células individuales de la piel para dañarlos).

El equipo espera expandir la tecnología para encontrar células tumorales circulantes liberadas por otros tipos de cáncer además del melanoma. Estas células cancerosas no transportan melanina, por lo que, para detectarlas, los investigadores primero deberían inyectar a los pacientes marcadores o moléculas específicas que se unan a estas células para que el láser pueda detectarlas. Hasta ahora han demostrado que esta técnica podría funcionar en células de cáncer de seno en el laboratorio.

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

1 comentario

  1. Que buena noticia y gran avance, lamentablemente el cáncer es una terrible enfermedad, mucha gente muere día a día a causa de el…
    Hace poco falleció una tía por la metástasis que se le fue a los pulmones, espero que este avance ayude a muchas personas a luchar y salir adelante de esta terrible enfermedad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: