Científicos descubren bacterias con un metabolismo diferente a todo lo que se ha visto antes

Publicado el
Científicos descubren bacterias con un metabolismo diferente a todo lo que se ha visto antes

(Submarine ROF 2006/NOAA Vents Program/Flickr/CC BY 2.0)

Un curioso tipo de bacteria que se encuentra en el fondo del océano profundo podría tener un metabolismo diferente a todo lo que hemos visto antes.

En la naturaleza, haya algunas bacterias que fermentan nutrientes en lugar de usar oxígeno para extraer su energía. Hacen chucrut agrio, convierten la leche en yogurt y queso, y le dan al pan de centeno su sabor intenso. La Acetobacterium woodii (abreviatura: A. woodii) es uno de estos microbios anaerobios que utilizan la fermentación pero no tienen nada que ver con el queso y el pan ya que vive lejos del oxígeno en los sedimentos en el fondo del océano, y también se puede encontrar en las plantas de tratamiento de aguas residuales y en los intestinos de las termitas.

Estos biotopos están llenos de microbios que utilizan las sustancias orgánicas para su beneficio de diferentes maneras. Varias bacterias fermentan azúcares, ácidos grasos y alcoholes en ácido acético, creando también moléculas de hidrógeno (H2) en el proceso. Sin embargo, en concentraciones más altas, el hidrógeno inhibe la fermentación, por esta razón, las bacterias fermentadoras viven juntas con microbios que dependen precisamente de este hidrógeno: los metanógenos, por ejemplo, que crean metano a partir del hidrógeno y el dióxido de carbono y, por lo tanto, obtienen energía. Ambos se benefician de esta asociación y, al mismo tiempo, dependen tanto el uno del otro que ninguno puede sobrevivir sin el otro.

La A. woodii domina ambas disciplinas de la «asociación de hidrógeno» anaeróbica: puede fermentar sustancias orgánicas en ácido acético y también puede formar ácido acético a partir de dióxido de carbono e hidrógeno. Al hacerlo, recicla el importante hidrógeno dentro de su propia célula, como lo han descubierto ahora los microbiólogos en el equipo del profesor Volker Müller en el Instituto de Biociencias Moleculares de la Universidad Goethe en Frankfurt.

En el laboratorio, los científicos de Frankfurt desactivaron el gen de la enzima que crea hidrógeno en A. woodii, el cual se llama hidrogenasa. El resultado: la bacteria solo podía crecer, por ejemplo en un medio con fructosa, si se agregaba hidrógeno externamente. Diferentes pruebas adicionales confirmaron que ambas rutas para crear ácido acético están conectadas a hidrógeno que no sale de la célula.

«Aunque descubrimos el ‘reciclaje de hidrógeno’, A. woodii posee un máximo de flexibilidad metabólica», dice la experimentadora de Frankfurt, Dra. Anja Wiechmann. «En un ciclo, puede crear y utilizar hidrógeno en sí misma, o utilizar hidrógeno de fuentes externas. Esto la hace capaz de vivir tanto de sustancias orgánicas como de inorgánicas».

Según los investigadores los hallazgos de este descubrimiento tienen implicaciones mucho más allá del estudio de la bacteria. Ya se había especulado que muchas formas de vida antiguas poseen el tipo de metabolismo que se describe. Se piensa que las arqueas Asgard que se descubrieron hace unos años en el fondo marino de California, presentan similar comportamiento. En palabras de del profesor Volker «Nuestras investigaciones proporcionan la primera evidencia de que estos caminos del metabolismo realmente existen «.

Fuente: Science Alert. 

6 respuestas a «Científicos descubren bacterias con un metabolismo diferente a todo lo que se ha visto antes»

  1. Si en este planeta, lleno de oxigeno, hay seres vivos que respiran hidrogeno y desechan metano, eso significa que ya podemos considerar los planetas faltos de oxigeno y con atmosfera de hidrogeno como aptos para la vida?

  2. Puede dar indicio de en que momento organismos de este tipo divergen evolutivamente del inicio de la vida en la tierra y afianza el que se crea que se ha originado en los fondos oceánicos.

  3. Hola. Es muy probable, que al igual que éstas bacterias existan virus que no conocíamos. Los cambios en las condiciones climáticas del océano han permitido, quizá, que virus que estaban congelados en las placas polares sean arrastrados por la corriente termohalina, consumidos por especies marinas, y transmitidos a los humanos en los mercados de pescados. (se puede comprobar con la ubicación de las ciudades afectadas, ejem Guayaquil) Muchas veces la explicación más sencilla es la respuesta a grandes problemas; SI EVITAMOS CONSUMIR PESCADO PODRÍAMOS PARAR ÉSTA PANDEMIA.

    Gracias

  4. La emergencia, es una noticia y una historia, la reconocemos a medida que la entendemos, es necesario entender el rol de un superobservador y distinguirlas del un observador ordinario para discernir la emergencia como trascedental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *