Científicos descubren el primer huevo fosilizado preservado dentro de un ave prehistórica

3

Investigadores del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados (IVPP) en la Academia China de Ciencias han descubierto un fósil increíble. Han encontrado el primer ave fosilizada con un huevo conservado dentro de su cuerpo.

Como se informó en Nature Communications, el fósil pertenece a una nueva especie llamada Avimaia schweitzerae. Vivió hace 110 millones de años en lo que hoy es el noroeste de China. Pertenece a un grupo de aves conocidas como Enantiornithes o “aves opuestas”, que eran comunes en todo el mundo durante el período Cretácico.

Los investigadores pudieron analizar en detalle tanto al óvulo como a su madre y hubo varias sorpresas. El sistema reproductivo del ave hembra no se estaba comportando como debía. Los fragmentos de huevo muestran que la cáscara estaba hecha de dos capas en lugar de solo una y ambas eran extremadamente delgadas, demasiado delgadas para un desarrollo adecuado.

Si un huevo no se pone, puede cubrirse con una segunda capa. Esto se observa en las aves modernas durante los períodos de estrés y también ocurrió en los dinosaurios saurópodos, así como en las tortugas vivas y extintas. Es posible que el huevo fuera lo que causó la muerte del ave. Podría haberse quedado atascado, una condición conocida como enlace de huevo.

Aunque desafortunado para el animal, este es un hallazgo increíble para los paleontólogos. El huevo está increíblemente bien conservado. Los investigadores pudieron ver no solo la cáscara sino también los rastros de la membrana y la cutícula del huevo, el recubrimiento de proteína que cubre la cáscara a medida que el huevo madura. El equipo pudo establecer que la cutícula estaba hecha de pequeñas esférulas de minerales. Esto es común en las aves que entierran parcialmente sus huevos y es consistente con la idea de que las esférulas protectoras eran un componente estándar de la cutícula de los huevos de aves antiguas.

Otro hallazgo importante está vinculado al esqueleto de la madre ave. Las aves hembras que están a punto de poner huevos pueden acumular calcio en un depósito especial dentro del espacio vacío de sus esqueletos. Este depósito se llama hueso medular y se ha visto anteriormente en aves fosilizadas, dinosaurios y pterosaurios.

El nombre de Avimaia proviene del griego para madre pájaro (Maia = madre, Avi = pájaro), mientras que schweitzerae honra a la Dra. Mary Higby Schweitzer por su trabajo crucial en los huesos medulares y la paleontología molecular.

Fuente: Science News.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: