Científicos descubren un mineral nunca antes visto en la naturaleza

3

Un mineral extraterrestre nunca antes visto estaba al acecho dentro de un meteorito encontrado hace casi 70 años. El mineral no ocurre naturalmente en ningún lugar de nuestro planeta; como tal, se ha visto solo como una versión hecha por el hombre

El meteorito Wedderburn se descubrió por primera vez en 1951 cerca de Wedderburn en Victoria, Australia, y ahora forma parte de la colección del museo de Victoria. Cuando se encontró por primera vez, la roca era del «tamaño de un limón» y pesaba 210 gramos y desde su descubrimiento los investigadores de todo el mundo han estado estudiando partes de él para comprender de qué está hecha y de dónde proviene.

El año pasado, los investigadores del Instituto de Tecnología de California realizaron el último de estos estudios. Utilizando un microscopio de haz de electrones, analizaron una porción de la roca espacial y se encontraron con un mineral raro, previamente sin nombre, que no ocurre naturalmente en nuestro planeta.

El mineral está formado por un patrón especial de átomos de hierro y carbono. Los investigadores lo llamaron «edscottita», en honor a Edward R.D. Scott, cosmoquímico de la Universidad de Hawai en Manoa. Scott fue el primero en descubrir este mineral en el meteorito y determinar su composición química a principios de la década de 1970, pero no pudo determinar su estructura cristalina.

Un mineral se define por su composición química y estructura cristalina. Por ejemplo, tanto el diamante como el grafito están compuestos de carbono, pero tienen diferentes estructuras cristalinas. En este nuevo estudio, publicado el 28 de agosto en la revista American Mineralogist, el equipo de investigadores descubrió la estructura cristalina del mineral y así lo aprobaron como un nuevo mineral.

Los científicos piensan que el meteorito Wedderburn probablemente provenía de un asteroide que de alguna manera se desvió de su curso y se dirigió a la Tierra. El meteorito en sí es probablemente los restos destrozados de un pequeño planeta que colisionó con otros objetos celestes en el sistema solar temprano pero el mineral edscottita podría haberse formado cuando meteoritos de hierro ricos en níquel como Wedderburn se enfriaron lentamente.

«Cada mineral tiene una voz y su propia historia que contar», dijo Chi Ma, científico sénior y mineralogista de Caltech. «Cada nuevo mineral extraterrestre representa un entorno de formación distintivo y puede proporcionar información sobre los procesos activos en la nebulosa solar, en los asteroides, la Luna y Marte». Ma y su equipo esperan analizar otros meteoritos para verificar si también contienen edscottita.

Fuente: Science Alert.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: