Científicos encuentran docenas de lagos enterrados muy por debajo del hielo de Groenlandia

0

Los lagos subglaciales son algunas de las características naturales menos exploradas y más importantes de la Tierra. Hasta antes de 1950 los científicos pensaron que la Antártida no contenía agua líquida en absoluto pero recientemente más de 400 lagos fueron encontrados debajo de este continente.

Ahora, una historia similar se está desarrollando en el hemisferio norte. Una nueva investigación ha aumentado en 14 veces el número de lagos conocidos que se esconden debajo de la capa de hielo de Groenlandia, pasando de solo cuatro cuerpos de agua reconocidos a un total de 60. Los hallazgos han sido publicados en Nature Communications

La capa de hielo de Groenlandia tiene varios kilómetros de espesor y aún no está claro qué sucede exactamente debajo de su exterior congelado. A medida que el mundo continúa calentándose, la Antártida ha estado perdiendo aproximadamente 244 mil millones de toneladas de hielo cada año, y si se deja que todo se derrita, podría elevar el nivel del mar hasta 7 metros.

Comprender qué hace el agua de deshielo del glaciar en su camino desde la superficie hasta el lecho es crucial para los futuros modelos climáticos, y los lagos subglaciales son una importante parada transitoria.

Cuando estos cuerpos de agua se llenan y drenan en la Antártida, pueden hacer que el hielo que la recubre fluya más rápido, y los científicos piensan que lo mismo podría estar sucediendo en Groenlandia. Un estudio publicado el año pasado, de hecho, predijo que la reacción en cadena del drenaje del agua en Groenlandia podría acelerar el flujo de hielo hasta en un 400 por ciento.

Pero mientras los modelos matemáticos han predicho que la capa de hielo de Groenlandia es el hogar de miles de estos lagos subglaciales, en realidad encontrarlos es otra historia.

A diferencia de los lagos de la Antártida, que pueden alcanzar hasta 11 kilómetros de longitud, los lagos subglaciales que se han encontrado en Groenlandia son mucho más pequeños, que van desde los 200 metros de longitud hasta los 6 kilómetros lo cual hace más dificultosa su ubicación.

 

(Andrew Sole, University of Sheffield)

Un poco menos de la mitad de estos lagos recientemente identificados están activos, lo que significa que drenan y se llenan debido a los cambios de elevación de la superficie del hielo. Pero aunque es raro ahora, a los autores del informe les preocupa que estas estructuras puedan volverse más comunes en el futuro.

A medida que el clima continúa calentándose, la superficie del agua de deshielo en Groenlandia puede comenzar a formar lagos y arroyos en las capas más altas de la capa de hielo, como ocurre con la Antártida. Cuando estos cuerpos de agua se drenan hacia el fondo, los científicos creen que podrían «reactivar» estos lagos subglaciales, reduciendo la estabilidad general de la capa de hielo.

Los márgenes de la capa de hielo de Groenlandia podrían estar escondiendo aún más de estos lagos subglaciales dinámicos. A medida que nuestro mundo se calienta rápidamente, saber dónde y cómo existen podría marcar la diferencia.

Fuente: Science Alert.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.