Científicos identifican anticuerpos capaces de neutralizar a Ómicron y futuras variantes

Publicado el
Científicos identifican anticuerpos capaces de neutralizar a Ómicron y futuras variantes

Un nuevo descubrimiento podría contribuir a tratamientos eficaces contra el SARS-CoV-2. Se trata de la identificación de anticuerpos capaces de neutralizar a ómicron y otras variantes del coronavirus. Estos se dirigen a proteínas que permanecen sin mutar en el virus desde que inició la pandemia.

«Este hallazgo nos dice que al centrarse en los anticuerpos que se dirigen a estos sitios altamente conservados en la proteína Spike (S), hay una manera de superar la evolución continua del virus».

El profesor David Veesler explica, con optimismo, que con este hallazgo, se podrían diseñar vacunas y tratamientos de anticuerpos que sean efectivos contra ómicron y otras variantes.

Ómicron

Para entender a estos anticuerpos «ampliamente neutralizantes» debemos conocer, primero, a su objetivo. Ómicron tiene 37 mutaciones en la proteína S, la cual usa para adherirse e invadir las células. Este número inusualmente alto de mutaciones es la razón por la cual la variante se propaga rápidamente. Además de infectar exitosamente a personas vacunadas y reinfectar a los ya infectados.

No se sabe con exactitud qué causó la acumulación de tantas mutaciones. Se especula que ocurrió durante una infección prolongada en alguien con un sistema inmunológico debilitado. También influye el hecho de que el virus saltaba de humanos a otros animales y viceversa.

Veesler y su equipo han trabajado para comprender cómo afectan estas mutaciones en la transmisión viral. Usando virus no replicantes, pseudovirus, descubrieron que la proteína S de Ómicron puede unirse 2,4 veces mejor que las proteínas del virus inicial.

Luego, los investigadores observaron el efecto de los anticuerpos ya probados contra variantes previas del virus. Descubrieron que los anticuerpos de las personas que habían sido infectadas por variantes anteriores y de las que habían recibido una de las seis vacunas más utilizadas actualmente tenían una capacidad reducida para bloquear la infección.

Por otro lado, los anticuerpos de las personas que habían sido infectadas previamente y las que habían recibido las vacunas Sputnik V o Sinopharm, así como una dosis única de Johnson & Johnson, tenían poca o ninguna capacidad para «neutralizar» a Ómicron.

Los anticuerpos

Todos los tratamientos con anticuerpos aprobados no tenían o tenían actividad reducida contra Ómicron. La excepción fue un anticuerpo llamado sotrovimab, que tuvo una reducción de dos a tres veces la actividad neutralizante contra la nueva variante. Hasta el momento las noticias no parecen alentadoras.

Sin embargo, cuando analizaron un grupo más amplio de anticuerpos identificaron a cuatro que aún conservaban su capacidad neutralizante. Estos se habían generado contra versiones anteriores de la variante Ómicron y, se dirigen a una de las cuatro áreas específicas de la proteína S presentes en las variantes del SARS-CoV-2 y en un grupo de coronavirus relacionados, llamados sarbecovirus.

Estos sitios específicos de la proteína permanecen intactos porque desempeñan una función esencial que la proteína perdería si mutaran. Dichas áreas se denominan «conservadas».

«El diseño de vacunas y tratamientos con anticuerpos que se dirijan a estas regiones podría ser eficaz contra un amplio espectro de variantes que surgen a través de la mutación«.

El análisis y la identificación de los anticuerpos han sido publicados en Nature.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.