Científicos logran regenerar células cardíacas de ratones luego de un infarto de miocardio

Publicado el
Científicos logran regenerar células cardíacas de ratones luego de un infarto de miocardio

Gracias a una técnica que emplea ácido ribonucleico mensajero sintético (ARNm) científicos lograron reparar y regenerar células cardiacas de ratones. Estos habrían sufrido un infarto de miocardio.

La habilidad del ARNm

El ARNm es usado para mandar las instrucciones a la célula sobre las proteínas que deben ser producidas para cumplir las funciones celulares. Si el ARNm se modifica, como en este caso, podría entregar instrucciones distintas para diferentes procesos biológicos.

En concreto, la edición del ARNm promueve la replicación de las células del músculo cardíaco (cardiomiocitos) a través de dos factores de transcripción mutados, llamados Stemin y YAP5SA. Los factores de transcripción son proteínas que regulan la transcripción de los genes; es decir, «encienden» o «apagan» ciertos genes al unirse con ADN cercano.

Menos del 1% de las células del músculo cardíaco adulto pueden regenerarse. Es por eso que el corazón de las personas que han sufrido ataques cardíacos o tienen enfermedades cardíacas es muy frágil. Ahora, con los factores de transcripción, se espera lograr que las células del músculo cardíaco actúen más como células madre.

“Nadie ha sido capaz de hacer esto hasta este punto y pensamos que podría convertirse en un posible tratamiento para humanos”, comenta Robert Schwartz, biólogo de la Universidad de Houston.

Resultados sorprendentes

Experimentos en placas de cultivo de tejidos y en ratones vivos demostraron que Stemin activaba propiedades similares a las de las células madre en los cardiomiocitos. Por su parte, el factor YAP5SA promovía el crecimiento y la replicación de órganos.

El estudio in vivo con ratones vivos afectados por corazones dañados mostró que los núcleos de los miocitos se replicaron al menos 15 veces en las 24 horas posteriores a las inyecciones de Stemin y YAP5SA mutados.

«Cuando ambos factores de transcripción se inyectaron en corazones de ratones adultos con infarto, los resultados fueron sorprendentes«, indica Schwartz. «El laboratorio encontró que los miocitos cardíacos se multiplicaron rápidamente en un día, mientras que los corazones durante el mes siguiente fueron reparados a una función de bombeo cardíaco casi normal con pocas cicatrices».

En los experimentos, el ARNm sintético agregado a las células desapareció a los pocos días, tal como lo hace el ARNm producido en nuestros cuerpos. Esto sería una ventaja, pues a diferencia de procedimientos de terapia génica, este podría detenerse o eliminarse fácilmente si se decidiera.

Expectativas

Se tienen grandes expectativas. Si puede ser usado en humanos, se convertiría en un tratamiento que salve la vida de las personas que hayan sufrido un ataque cardíaco.

El trabajo continúa para comprender más sobre las enfermedades y lesiones cardíacas, y cómo responde el cuerpo después. La salud cardiovascular es una prioridad para los científicos.

«Este es un gran estudio sobre la regeneración del corazón, especialmente dada la estrategia inteligente de usar ARNm para administrar Stemin y YAP5SA», señala Siyu Xiao, biólogo de la Universidad de Houston y coautor de la investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.