¿Cómo aparecieron las plantas en la Tierra?

Publicado el
¿Cómo aparecieron las plantas en la Tierra?

(Holger Casselman)

Por alguna extraña razón, cada vez que pensamos en evolución y en cómo surgió la vida en la Tierra, la primera imagen que tenemos es la de un animal. De hecho, cuando pensamos en la extinción de las especies, también pensamos en los animales. Esto es algo que desilusiona mucho a los biólogos y botánicos. Sobre todo, porque pareciera que se subestima la importancia de la evolución vegetal y cómo su conquista de la tierra firme propició una serie de cambios en nuestro planeta. Estos cambios permitieron la aparición de animales y toda la biodiversidad que conocemos ahora.

El origen

Las plantas son descendientes directos de los primeros organismos eucariotas capaces de realizar la fotosíntesis. Estos, aparecieron el periodo Proterozoico, entre 2500 y 540 millones de años atrás. Estos organismos obtenían la energía de la luz solar gracias a unas estructuras que adquirieron por simbiosis, los cloroplastos. Es decir, que algún momento, una célula grande se alimentó de una un poco más pequeña, una cianobacteria y, en lugar de digerirla, la convirtió en parte suya. Se formó una relación simbiótica entre ellas y, la cianobacteria pasó a ser un organelo en la célula eucariota. Ese organelo, el cloroplasto, la convirtió en un organismo autótrofo.

Organismos fotosintéticos. (Google Images)

A partir de entonces fueron evolucionando hasta formas más complejas, como las algas verdes que habitaban los ecosistemas acuáticos. De ahí, poco a poco fueron aproximándose a la tierra. Se asomaban del agua en las orillas y en la roca. De la misma forma que ocurrió con los animales tiempo después, tuvieron que hacerle frente una serie de factores físicos y químicos de nuestro planeta de aquel entonces.

El medio

Enfrentarse a los efectos deshidratantes del aire, la radiación ultravioleta y, asegurar una forma de reproducirse fuera del agua, requirió de una serie de cambios y adaptaciones profundos en la fisiología y morfología de las primeras plantas. La composición de la atmósfera y el suelo de nuestro planeta también estaba cambiando. Una concentración mínima de oxígeno, la formación de un escudo protector de ozono contra la radiación y el efecto invernadero (provocado por las concentraciones de dióxido de carbono) favorecieron la conquista terrestre de los vegetales. La cantidad de dióxido de carbono propició las lluvias ácidas que fueron moldeando el suelo que serviría de soporte para las plantas.

El resultado

Las primeras plantas que se establecieron en el medio terrestre fueron las embriofitas, las cuales son el antepasado de todas las plantas terrestres que han existido. Por supuesto, no lucían como las plantas que conocemos hoy en día. Ellas, apenas se elevaban del suelo unos pocos centímetros y, carecían de todo el sistema vascular que tienen las plantas actuales y que usan para su nutrición. Si quieres hacerte una idea de la forma de las primeras plantas terrestres puedes observar las briofitas.

Las briofitas son un tipo de plantas no vasculares que aparecieron en la Tierra hace aproximadamente 500 millones de años. Sí, son plantas ancestrales. Los musgos son unas de ellas. También las hepáticas. Las primeras plantas eran muy similares a estas.

Hepática Marchantia polymorpha. (Google Images)

La aparición de las plantas terrestres  modificó por completo la Tierra. Favoreció la formación del suelo, modificó el ciclo del carbono y, contribuyó a la formación del clima actual al afectar por completo la composición atmosférica. La nueva Tierra, moldeada por las plantas, permitió la explosión de biodiversidad que podemos observar hasta la actualidad.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *