¿Cómo es que los científicos están seguros que el Megalodón está extinto?

4

El Megalodón era un verdadero tiburón. Se estima que medía hasta 18 metros de largo y fue el tiburón más grande que jamás haya existido. La mayoría sus fósiles datan de hace 15 millones de años y ya no está más con nosotros.

Pero, ¿cómo saben los científicos con certeza que el Megalodón realmente se ha ido y no está escondido en ese 71% de agua de la superficie de la Tierra y los 11 000 metros de profundidad a los que puede llegar?

Los fósiles más abundantes de Megalodón son sus dientes. La apariencia distintiva de estos dientes y dónde se encuentran ayuda a los científicos a reconstruir el tamaño y su lugar de procedencia. Estos dientes desaparecieron del registro fósil hace unos 2.6 millones de años. De manera general los tiburones pierden los dientes a lo largo de su vida, por lo que no encontrarlos en cualquier lugar es una buena señal de que los tiburones se han ido.

Con base en la distribución de sus dientes fósiles, se sabe que vivían en aguas tropicales y subtropicales en todo el mundo, por lo que no es como si estuvieran restringidos a pequeñas cadenas aisladas donde un superviviente podría esconderse y posiblemente pasar desapercibido.

Además, su preferencia por las aguas cálidas significa que un tiburón solitario probablemente no se esconda en las frías profundidades oceánicas, y que lo más probable es que se alimente cerca de la superficie, donde se le podría ver fácilmente.

Y solo piensa por un minuto en la cantidad de comida que un tiburón de 18 metros necesitaría para sobrevivir. Una bestia depredadora hambrienta del tamaño de un autobús pondría un gran impacto en los ecosistemas marinos, que la industria pesquera comercial notaría. Los depredadores marinos gigantes también dejan marcas reconocibles en los huesos y cicatrices roídos en los cuerpos de los supervivientes (o en sus cadáveres). Pero ninguna evidencia tal ha surgido.

No hay duda de que el Megalodón fue un animal impresionante, pero la única forma de que veamos uno ahora es en películas como “The Meg” y como fósiles en los museos de historia natural.

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

4 comentarios

  1. Es como los dinosaurios, aunque algunas religiones cristianas norteamericanas se empecinen en asegurar de que hombres y dinosaurios fueron alguna vez contemporáneos, la realidad es que su presencia hubiera alterado la cadena alimentaria actual de tal forma que ni los hombres ni el resto de depredadores que hoy nos acompañan existirían, la pirámide alimenticia perdería mucha energía…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: