CRISPR/Cas: científicos prueban por primera vez la herramienta de edición genética por vía intravenosa

Publicado el
CRISPR/Cas: científicos prueban por primera vez la herramienta de edición genética por vía intravenosa

(Shutterstock)

La revolucionaria tecnología de edición genética CRISPR se abre paso entre la medicina con usos cada vez más prácticos. Seis pacientes con una rara enfermedad recibieron el tratamiento por vía intravenosa y los resultados fueron prometedores. El informe del ensayo se publicó en The New England Journal of Medicine.

A pesar de que el sistema de edición genética CRISPR/Cas es muy popular entre los biólogos moleculares, todavía se usa con precaución en medicina. La mayoría de las veces, la herramienta se usa para arreglar algo en las células sanguíneas extraídas del cuerpo de un paciente.

En teoría, es mucho más arriesgado usar tijeras moleculares dentro del cuerpo. Primero es necesario asegurarse de que CRISPR/Cas no realice cambios innecesarios en el ADN. Por lo tanto, hasta ahora, la edición genética in vivo se ha utilizado solo en un órgano relativamente aislado del torrente sanguíneo: el interior del ojo.

Una extraña enfermedad

Ahora, Julian Gillmore del University College London y sus colegas de la startup Intellia Therapeutics y Regeneron Pharmaceuticals han probado por primera vez la herramienta de edición genética en un cuerpo. Es decir, inyectaron las tijeras moleculares directamente en el torrente sanguíneo, por vía intravenosa.

El equipo intentó tratar la amiloidosis hereditaria por transtiretina, enfermedad durante la cual esta proteína (normalmente necesaria para transportar la hormona tiroxina y vitamina A a través de la sangre) se pliega incorrectamente y forma agregados en el corazón, los riñones y los nervios periféricos.

Curar esta enfermedad es posible, solo con un trasplante de hígado, pues es este órgano el que produce casi toda la transtiretina. También se puede intentar prohibir que la transtiretina se agregue o detenga su síntesis en las células a través de un medicamento basado en la interferencia del ARN.

Sin embargo, dichos medicamentos deberán beberse constantemente. La edición genética resolvería el problema de una vez por todas al cortar el gen de la transtiretina del ADN en las células del hígado.

Un posible tratamiento

Gilmore y sus colegas reclutaron a 6 pacientes con amiloidosis hereditaria que no habían sido tratados con la interferencia de ARN y que ya presentaban síntomas de pérdida sensorial de polineuropatía para la primera fase del ensayo. El grupo estaba conformado por 4 hombres y 2 mujeres, además había 3 mutaciones diferentes que causaron la amiloidosis.

Todos los voluntarios recibieron una dosis única del fármaco: nanopartículas lipídicas con ARN guía y ARNm para la proteína Cas9, destinadas a penetrar en las células hepáticas. La primera mitad recibió una dosis pequeña, y la otra una dosis mayor. Luego, los médicos controlaron la concentración de transtiretina en la sangre de los pacientes durante 28 días.

En 3 de los 6 participantes, se observaron reacciones adversas leves a la terapia, no relacionadas con la dosis del medicamento. En 5, la concentración de dímero D en la sangre aumentó, pero al final de la primera semana sus valores volvieron a la normalidad. Por lo tanto, los investigadores consideraron que su terapia era segura.

Dos semanas y un mes después de la inyección, los autores notaron que la concentración de transtiretina en la sangre de los sujetos disminuyó. Para el día 28, el grupo con la dosis más baja había reducido en promedio un 52%, y en el grupo con la dosis más alta un 87%. En uno de los pacientes del segundo grupo, la transtiretina disminuyó en un 96%.

Los pacientes seguirán siendo monitoreados durante al menos un año. Luego, recién se podrá hablar de la seguridad del tratamiento. Por lo menos, hasta ahora, el procedimiento con CRISPR/Cas puede considerarse eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.