Datos increíbles sobre el águila harpía

Publicado el
Datos increíbles sobre el águila harpía

(Google Images)

En la parte alta de la cadena alimenticia en centro y sur América se encuentra el águila harpía, o simplemente «la harpía», compartiendo su lugar con el jaguar. Se dice, que el Jaguar domina lo suelos de los bosques, la Anaconda los ríos y, la Harpía los cielos. ¿Qué sabemos sobre este depredador peculiar?

Seres mitológicos en la selva

El águila harpía (Harpia harpyja) es nativa del América del Centro y del Sur. Es el ave rapaz más grande del Hemisferio Occidental y se encuentra entre las más grandes y poderosas del mundo. Dominan los bosques tropicales desde México hasta el norte de Argentina, pasando por Colombia, Guyana, Ecuador, Venezuela, Guyana Francesa, Paraguay, Perú y Brazil. Además, es el ave nacional de Panamá y un símbolo de la biodiversidad en Ecuador. ¿Y ese nombre? Pues por su tamaño y feroz mirada, alguien pensó que tendrían parecido con las Harpías de la mitología griega, esos seres que lucían como mujeres aladas a las que los dioses les encargaron el castigo a Fineo, rey de Tracia.

En cautiverio, una harpía puede llegar a vivir 60 años. (Google Images)
Indicador de bienestar

Que esté en la cima de la cadena alimenticia no es para temer, sino para asegurarnos de que los ecosistemas estén en equilibrio, es decir actúa como un indicador de la salud de los bosques. Lamentablemente, su población ha disminuido en algunas zonas, algo que no debe sorprendernos si consideramos la situación de los bosques latinoamericanos. Actualmente, según la UICN, las harpías están casi amenazadas.

El menú preferido

La harpía necesita de grandes extensiones de selva con abundantes presas para poder sobrevivir y, no es para menos, ya que su tamaño así lo requiere. Las hembras, alcanzan la altura de un metro, sus alas extendidas llegan a medir 2 metros y, pesan aproximadamente 8 kilos. Los machos, por otro lado, tienen proporciones ligeramente más pequeñas. Pero, ¿qué come un ave tan grande? Al parecer, sus presas favoritas son los osos perezosos y los monos, especialmente los titíes y monos ardilla, pero también se alimentan de zarigüeyas, iguanas, serpientes y guacamayos. Y ¿Cuáles son sus predadores naturales? Están tan alto que básicamente sólo les afecta la actividad humana sobre sus ecosistemas.

(Chepe Nicoli)
Garras de temer

Durante el día, se sientan en las ramas de los altos árboles a esperar una presa, vigilantes y serenas. Tienen excelente y visión y pueden detectar un animal a 200 metros de distancia, incluso uno pequeño como un tití. Cuando se deciden por una presa, extienden sus alas entre las copas de los árboles y vuelan rápido tras el pobre animal hasta agarrarlo con sus impresionantes fuertes garras. Las garras de una harpía pueden medir 13 centímetros, así que el animal capturado está sentenciado, no hay escape. De hecho, ninguna otra águila tiene las garras más grandes que las harpías. Cuando atrapan una presa, no la devoran de inmediato, pueden consumirla en porciones durante varios días, de esa forma no tienen que cazar a diario.

(Google Images)
La monogamia

Estas águilas son monógamas, copulan con una sola pareja de por vida. Cada dos o tres años la hembra pone un par de huevos en el nido que construye en la copa del árbol más alto. Este, está hecho de muchas ramas, cientos de ellas pero también incluyen en el diseño de su casa pieles de los animales que cazan. Los nidos son tan grandes que un humano de tamaño promedio podría dormir ahí; pero no lo hagan, podrían pasar de huésped a presa. Además, pueden reutilizar los nidos cada vez que van a incubar huevos, y cada vez que quieren agregarles más detalles hogareños. Tanto la hembra como el macho incuban y protegen los huevos con mucha ferocidad y, el primer polluelo en romper el cascarón es el que recibe toda la atención de sus padres; incluso, el segundo puede no eclosionar porque dejan de incubarlo. Para muestra un botón.

Harpía y polluelo en su nido, Brazil. (NatGeo)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *