Delfines varados muestran señales bioquímicas de la enfermedad de Alzheimer

Publicado el
Delfines varados muestran señales bioquímicas de la enfermedad de Alzheimer

Científicos encuentran señales bioquímicas de la enfermedad de Alzheimer en el cerebro de delfines que fueron encontrados varados en tierra.

 

Señales bioquímicas

Los mamíferos marinos comparten varias características con los humanos; por ejemplo, la menopausia y la longevidad. Esto trae consigo la posibilidad de sufrir los efectos del envejecimiento y el deterioro cognitivo, como la pérdida de memoria, aprendizaje y comunicación.

Por ello, es pertinente preguntarse si es posible que otros mamíferos además de nosotros padezcan de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y la demencia asociada a esta.

Una nueva investigación, liderada por Marissa Vacher, bióloga de la Universidad de Leiden, buscó marcadores de la enfermedad en 22 delfines varados, correspondientes a distintas especies. Estas señales bioquímicas incluyen a las placas de proteínas beta amiloides, las cuales ya no se consideran una causa directa pero están presentes en altas concentraciones en pacientes con Alzheimer. También se consideró en la búsqueda a la proteína tau hiperfosforilada, forma anormal de la proteína que causa la alteración del ensamblaje de microtúbulos dentro de las células.

Vacher y su equipo encontraron acumulaciones de placas de beta-amiloide y tau hiperfosforilada en tres delfines, cada uno de una especie diferente: el calderón común (Globicephala melas), el delfín de hocico blanco (Lagenorhynchus albirostris) y el delfín mular (Tursiops truncatus). Los individuos tenían signos de ser ancianos: dientes desgastados o perdidos y un aumento en la proporción de materia blanca a gris en los tejidos cerebrales.

 

Demencia en los mamíferos

«Siempre me ha interesado responder a la pregunta: ¿solo los humanos tienen demencia?» dice el neurobiólogo Frank Gunn-Moore de la Universidad de St Andrews, coautor del estudio. «Nuestros hallazgos muestran que la posible patología asociada a la demencia no solo está presente en pacientes humanos«.

Si bien los investigadores no consiguieron verificar el diagnóstico de Alzheimer, ya que no pudieron evaluar los niveles de deterioro cognitivo de los animales fallecidos, no hay registro de acumulaciones de ambas proteínas en humanos sin la enfermedad.

Los varamientos de delfines son comunes en una de las especies estudiadas, G. melas, lo que respalda la teoría del «líder enfermo» de este comportamiento misterioso y fatal.


«En los humanos, los primeros síntomas del deterioro cognitivo asociado con la EA incluyen confusión de tiempo y lugar y un sentido deficiente de la dirección», explican Vacher y sus colegas en su artículo.

«Si el líder de una manada de G. melas sufriera un deterioro cognitivo similar relacionado con la neurodegeneración, esto podría conducir a la desorientación, lo que llevaría a la manada a aguas poco profundas y al subsiguiente varamiento». Los investigadores planean descifrar este cuestionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *