Descubren por accidente un pez cretácico del tamaño de un tiburón blanco

Publicado el
Descubren por accidente un pez cretácico del tamaño de un tiburón blanco

Un ejemplo de cómo se ve un celacanto fósil de pescado completo. / David Martill, Universidad de Portsmouth

Los celacantos son conocidos por haber sobrevivido millones de años luciendo casi idénticos. Ahora, los restos fosilizados de uno de estos fascinantes peces fue hallado de casualidad. ¿La novedad? El espécimen es tan grande como un tiburón blanco. Los detalles fueron publicados en Cretaceous Research.

El descubrimiento realizado por científicos de la Universidad de Portsmouth fue fortuito. El dueño de una colección privada en Londres le pidió al paleontólogo David Martill que identificara un hueso grande.

El coleccionista había comprado el espécimen pensando que el hueso podría haber sido parte del cráneo de un pterodáctilo. El profesor Martill se sorprendió al descubrir que en realidad no era un solo hueso, sino que estaba compuesto por muchas placas óseas delgadas.

“Las delgadas placas óseas estaban dispuestas como un barril, pero con las duelas girando abajo en lugar de arriba”, dijo Martill. “Solo un animal tiene tal estructura y ese es el celacanto; hemos encontrado un pulmón huesudo de este pez extraordinario y de aspecto extraño”, añadió.

La losa original, tal como se compró, con el pulmón osificado de celacanto muy cerca de una serie de elementos alares asociados, pero desarticulados, de un pterosaurio grande. / Universidad de Portsmouth

Cretácico

Según el investigador, el dueño estaba decepcionado de no tener un cráneo de pterosaurio. Sin embargo, el equipo estaba emocionado por toparse con el pez más grande de ese tipo hasta la fecha. Como se recuerda, los celacantos sobrevivieron a la extinción que acabó con los dinosaurios

El profesor Martill se asoció con el destacado paleontólogo brasileño Dr. Paulo Brito, de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, para identificar el fósil. El Dr. Brito ha estudiado celacantos durante más de 20 años y es experto en sus pulmones. El científico quedó asombrado por el tamaño de este nuevo espécimen.

El fósil había sido incrustado en un bloque de fosfato, cubierto con yeso y con una capa de laca, lo cual hizo que los huesos se volvieran marrones. Los restos estaban ubicados junto a un pterodáctilo, esto prueba que el pez vivió en el Cretácico, hace 66 millones de años.

El propietario se ofreció a cortar los restos del pulmón óseo de la losa y entregárselo al equipo de forma gratuita. Luego tuvieron que quitar el recubrimiento y exponer aún más los huesos utilizando equipo especializado, que incluía herramientas dentales y cepillos.

El más grande descubierto

El profesor Martill y sus colegas pudieron determinar que se trataba de un celacanto sorprendentemente grande debido al tamaño anormal del pulmón. Calcularon que podría haber tenido 5 metros de longitud, mucho más grande que los celacantos modernos, los cuales solo crecen hasta una los 2 metros.

“Solo teníamos un pulmón, aunque masivo, por lo que nuestras conclusiones requirieron algunos cálculos bastante complejos”, mencionó Martill. “Fue asombroso deducir que este pez en particular era enorme… probablemente el celacanto más grande jamás descubierto «.

Ahora el fósil regresará a Marruecos y se sumará a las colecciones del Departamento de Geología de la Universidad Hassan II de Casablanca. Finalmente, durante mucho tiempo se creyó que los celacantos estaban extintos, pero en 1938 se halló uno vivo frente a Sudáfrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.