Descubren primera fuga activa de metano en la Antártida

Publicado el
Descubren primera fuga activa de metano en la Antártida

Las esteras microbianas blancas que se ven aquí son signos reveladores de áreas donde el metano se puede liberar de depósitos subterráneos de metano. (Andrew Thurber/ Universidad Estatal de Oregón)

Un equipo de científicos, por primera vez, descubrió una fuga activa de gas metano en el fondo del mar en la Antártida.

«El metano es el segundo gas más efectivo para calentar nuestra atmósfera”, declaró Andrew Thurber, ecólogo marina de la Universidad Estatal de Oregón. “La Antártida tiene grandes reservas que probablemente se abrirán a medida que las capas de hielo se retiren debido al cambio climático».

El descubrimiento proporciona información vital a los científicos para comprender cómo funciona el ciclo de metano en esta parte del planeta y cuál es el papel que desempeña en el calentamiento global.

«Este es un descubrimiento significativo que puede ayudar a llenar un gran vacío en nuestra comprensión del ciclo del metano», agregó Thurber.

Los resultados se publicaron en Proceedings of the Royal Society B.

Un científico explora las áreas poco profundas de la Antártida en busca de esteras microbianas, que son signos reveladores de áreas donde el metano puede ser liberado de depósitos subterráneos de metano.

Microbios en fugas de metano

El metano es un gas de efecto invernadero que es 25 veces más poderoso que el dióxido de carbono para calentar el planeta. Además, se cree que la Antártida contiene hasta una cuarta parte del metano marino de la Tierra.

La mayoría del metano en el agua y los sedimentos del océano se mantiene fuera de la atmósfera por los microbios que lo consumen.

Thurber y sus colegas descubrieron que estos microbios en la fuga de gas son fundamentalmente diferentes a los que se encuentran en otras partes del océano. Por este motivo, el actual estudio es fundamental para comprender cómo difiere el ciclo de metano en la Antártida en comparación con otros lugares el planeta.

Como ejemplo, los investigadores descubrieron que el tipo más común de microbio que consume metano tardó cinco años en aparecer en la fuga. Incluso entonces, no estaban consumiendo todo el metano. Este es un gran indicador de que se está liberando algo de metano y es probable que esté llegando a la atmósfera.

Las estrellas de mar se juntan alrededor de una estera microbiana que puede indicar la presencia de una filtración de metano. (Andrew Thurber, Universidad Estatal de Oregón)

«Lo que fue realmente interesante y emocionante fue que la comunidad microbiana no se desarrolló como habríamos predicho en base a otras filtraciones de metano que hemos estudiado en todo el mundo», describió Seabrook, coautor del estudio.

Según Thurber, los microbios debían haber respondido realmente rápido a los cambios en el medio ambiente. Sin embargo, esto no se vio en la Antártida.

«Para agregar al misterio de las filtraciones antárticas, los microbios que encontramos fueron los que menos esperábamos ver en este lugar», agregó Thurber. 

Puede haber un patrón de sucesión para los microbios, con ciertos grupos llegando primero y aquellos que son más efectivos para comer metano llegan más tarde. Sin embargo, para saberlo se necesita más investigación.

«Nunca hemos tenido la oportunidad de estudiar una filtración cuando se está formando o una en la Antártida”, mencionó Thurber, autor principal el estudio. “Debido a este descubrimiento ahora podemos descubrir si las filtraciones funcionan de manera diferente en la Antártida o si pueden pasar años para que las comunidades microbianas se adapten»

La Antártida

El continente ha estado separado del resto del mundo por más de 30 millones de años. En este tiempo, la evolución ha tenido suficiente tiempo para actuar y hacer que los animales de la Antártida sean muy diferentes a los de otras partes del mundo.

«Eso ha resultado en una notable diversidad de fauna que solo encontramos allí. Eso también puede contribuir a las diferencias en los microbios allí», concluyó Thurber.

Es importante tener en cuenta las diferencias que se encuentran en este continente. De esta manera, los modelos de cambio climático podrían ajustarse y otorgar mejores predicciones.

Fuente: Eurekalert.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.