Descubren un tipo de célula en el corazón humano relacionada con anomalías cardíacas

Publicado el
Descubren un tipo de célula en el corazón humano relacionada con anomalías cardíacas

En verde la nexus glia en el corazón del pez cebra. (Nina L. Kikel-Coury/Smith Lab)

Para los biólogos, el descubrimiento de un nuevo tipo celular debe ser una de las noticias más emocionantes. Y no es para menos pues no es algo que ocurra a diario. Tal es el caso de la identificación de células en el corazón que no han sido descritas antes, lo cual promete ayudarnos a comprender mejor las anomalías cardiovasculares.

Peces, ratones y humanos

Este tipo de célula ha sido denominada como nexus glía porque es un tipo de célula glial, las cuales sirven de soporte para el tejido nervioso. Están ubicadas en el tracto de salida del corazón, donde se encuentran muchos defectos cardíacos congénitos.

La nexus glía se observó por primera vez en el pez cebra, y luego en corazones de ratones y humanos. Los experimentos con el pez cebra descubrieron que cuando se extraían las células aumentaba la frecuencia cardíaca; y, al momento en que la edición genética bloqueó el desarrollo glial, los latidos del corazón se volvieron irregulares.

«No conocemos completamente la función de estas células. Pero el concepto de que si se eliminan, la frecuencia cardíaca aumenta, podría relacionarlo con ciertos casos de enfermedades«, comenta el biólogo Cody Smith, de la Universidad de Notre Dame en Indiana.

«Creo que estas células gliales podrían desempeñar un papel muy importante en la regulación del corazón. Este es otro ejemplo de cómo el estudio de la neurobiología básica puede conducir a la comprensión de muchos trastornos diferentes«, agrega.

En la periferia

Anteriormente se pensaba que la glía en forma de estrella (astroglía), como los astrocitos, solo se situaba en el cerebro y la médula espinal, aunque ya se habían detectado «procesos similares a la glía» en el corazón. Sin embargo, debido a las funciones de las glías en el tejido nervioso parecía probable encontrarlas también en el tejido nervioso periférico.

Se han observado diferentes tipos de células gliales con propiedades de astroglía en otros órganos, incluidos el páncreas y los pulmones, pero su función aún no se comprende bien. Eso condujo al equipo hasta el corazón.

«Pensé que si podíamos encontrar una nueva pieza celular para el rompecabezas cardiovascular, sería fundamental para el trabajo futuro», dice la bióloga Nina Kikel-Coury, autora principal del artículo publicado en PLOS Biology.

Y no se equivocaron. Con imágenes de lapso de tiempo y secuenciación celular, hallaron las nexus glía en el pez cebra, el ratón y el tejido humano.

Implicancias

Pero esto no termina ahí. Los científicos trabajan arduamente para comprender sus funciones y sugieren que estarían potencialmente vinculadas a una variedad de afecciones médicas.

«Para mí, la definición de gran ciencia es algo que descubres que abre aún más preguntas, y esta, creo, es la definición de eso», dice Smith.

«Es un descubrimiento del cual ahora tenemos 100 preguntas que ni siquiera sabíamos que existían, por lo que las estamos siguiendo para explorar este camino que nunca antes se había estudiado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *