Descubren una nueva especie de levadura que puede combatir la candidiasis

Publicado el
Descubren una nueva especie de levadura que puede combatir la candidiasis

Freepik

Investigadores del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel han realizado un emocionante descubrimiento que podría tener profundas implicaciones para la salud humana. Han identificado una nueva especie de levadura, llamada Kazachstania weizmannii, con propiedades sorprendentes en la lucha contra Candida albicans, otra levadura conocida por ser bastante problemática.

«C. albicans puede causar enfermedades potencialmente mortales, por lo que decidimos investigar más a fondo. Así, descubrimos que la nueva levadura podría prevenir de manera sólida su colonización», comenta el inmunólogo Steffen Jung.

 

Levadura vs. levadura

C. albicans es parte natural de nuestra microbiota en mucosas, pero puede convertirse en un problema grave en ciertas circunstancias. Especialmente en personas inmunodeficientes, tiende a causar candidiasis invasiva, una infección potencialmente mortal que afecta a órganos internos y se propaga fácilmente en entornos sanitarios. Incluso en personas sanas, los desequilibrios microbianos favorecen su crecimiento, produciendo, por ejemplo, las molestas aftas.

El estudio liderado por Jung ha demostrado que K. weizmannii puede mantener a raya a C. albicans. Los experimentos en ratones con sistemas inmunológicos debilitados sugieren un posible valor terapéutico para el tratamiento de enfermedades humanas causadas por esta levadura patógena.

 

K. weizmannii vista a través del microscopio.

 

Comensales

Cada vez hay más pruebas que demuestran que los hongos que forman parte de nuestra microbiota como comensales, especialmente C. albicans, pueden fortalecer el sistema inmunológico de los mamíferos. Se podrían desarrollar mejores tratamientos con una mejor comprensión de cómo los hongos comensales afectan la inmunidad, y esto es lo que los investigadores se propusieron investigar.

Los hallazgos del estudio también arrojan luz sobre la microbiota intestinal en ratones inmunodeficientes. Aunque los ratones salvajes suelen tener C. albicans en su microbiota, los ratones de laboratorio en condiciones estériles rara vez lo tienen y, generalmente, no permiten que C. albicans los colonice sin un tratamiento previo con antibióticos.

Sin embargo, los autores descubrieron que algunos ratones inmunodeficientes no podían ser colonizados con C. albicans, incluso después de recibir antibióticos, debido a la presencia de K. weizmannii en su microbiota intestinal.

 

Imagen de C. albicans propagada en los riñones de ratones inmunosuprimidos (izquierda) y mitigada tras la exposición a K. weizmannii (derecha).

 

Competencia

La capacidad de K. weizmannii para competir con éxito con C. albicans en el intestino de los ratones inmunodeficientes ha sido uno de los hallazgos más sorprendentes del estudio. La candidiasis invasiva puede ocurrir cuando la levadura ingresa al torrente sanguíneo y se propaga, luego de atravesar la barrera intestinal, afectando muchos órganos del cuerpo, incluidos los ojos, los huesos, el corazón y el cerebro. Pero la introducción de K. weizmannii pospuso considerablemente la propagación de la candidiasis invasiva en estos roedores.

En resumen, el descubrimiento de K. weizmannii y su capacidad para combatir a C. albicans abre nuevas puertas en la investigación de enfermedades causadas por levaduras patógenas. Allana el camino para el desarrollo de tratamientos más efectivos y seguros para una amplia gama de condiciones médicas relacionadas con C. albicans en humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *