Dientes de neandertales revelan los primeros signos conocidos de exposición al plomo

0

Realizando pruebas en los dientes de dos neandertales encontrados al sureste de Francia, investigadores del Departamento de Medicina Ambiental y Salud Pública de la Escuela de Medicina de Icahn en Mount Sinai, ha encontrado la evidencia más temprana de exposición al plomo en una especie extinta parecida a la humana de hace 250 000 años.

Los resultados del estudio se publicaron en línea en Science Advances, una revista de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, el pasado 31 de octubre.

Según los investigadores las firmas químicas en los dientes de 250,000 años de edad cronometran tiempos específicos, principalmente durante los meses de invierno, cuando los dos individuos fueron expuestos al elemento cuando eran niños.

“Hay relojes dentro de nuestras bocas”, dice Tanya Smith, una bióloga evolutiva humana en la Universidad de Griffith en Brisbane, Australia. Al analizar los dientes fosilizados, “se obtiene esta increíble visión de cómo era la vida en el pasado”. El hallazgo fue parte de un estudio que realizó un seguimiento de los hábitos de enfermería de las especies y los cambios estacionales en el medio ambiente.

El esmalte dental crece en capas, atrapando sustancias químicas contenidas en el agua y los alimentos que los animales, incluidos los humanos, consumen. Los dientes neandertales no fueron diferentes a este respecto. Ambas muestras de dientes revelaron capas con niveles elevados de plomo en múltiples puntos a lo largo de los primeros años de vida de los jóvenes. El análisis químico de cortes finos de diente de un neandertal, por ejemplo, reveló los primeros signos de exposición al plomo a partir de los 2 meses y medio de edad, aumentando a los 9 meses y aumentando inmediatamente después de cumplir los 2 años.

El equipo todavía está buscando la fuente de la exposición. Una posibilidad: las minas de plomo de hoy en día, a solo 25 kilómetros de donde los científicos encontraron los dientes fosilizados. Smith y sus colegas sospechan que cuando eran niños, los neandertales inhalaban el plomo o lo ingerían en los alimentos que buscaban.

“Esa es una distancia de alcance normal para un Neandertal”, dice Smith. “No es difícil creer que hayan encontrado depósitos o consumido alimentos contaminados”.

Fuente: Science Daily

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.