Diminutos robots inspirados en espermatozoides podrían nadar por tu cuerpo repartiendo medicamentos

2

Científicos han creado pequeños dispositivos magnéticos nadadores en miniatura que imitan el movimiento de espermatozoides. Estos, podrían revolucionar el tratamiento de enfermedades al transportar medicamentos en áreas específicas del cuerpo.

Los dispositivos, que tienen menos de un milímetro de largo, consisten en una cabeza magnética y una cola flexible que les permite “nadar” a una ubicación específica cuando son activados por un campo magnético.

Los investigadores de la Universidad de Exeter, que diseñaron los dispositivos y el mecanismo de control magnético, también han creado un modelo matemático que les permite predecir su comportamiento en diferentes entornos, como los canales de microfluidos o los líquidos complejos. Afirman que estos dispositivos podrían usarse para administrar medicamentos en áreas específicas del cuerpo, y con esto, mejorar significativamente el tiempo y el éxito del tratamiento.

Hasta el momento, los investigadores ya han demostrado con éxito nadadores comparables al tamaño de glóbulos rojos.

El profesor Feodor Ogrin, investigador principal de la Universidad de Exeter, dijo: “Desarrollar esta tecnología podría cambiar radicalmente la forma en que hacemos medicina. Los dispositivos nadadores podrían algún día ser usados ​​para dirigir los medicamentos a las áreas correctas del cuerpo nadando a través de los vasos sanguíneos”.

Dispositivos similares se han fabricado anteriormente utilizando técnicas más complejas y caras. Este es el primer nadador que se podría hacer a escala industrial, allanando así una manera de hacer chips microfluídicos baratos y desechables.

El profesor Ogrin agregó: “En el futuro, diagnosticar muchas enfermedades antes de recibir tratamiento podría ser tan simple como colocar una gota de sangre en un chip en el consultorio de un médico. Esto es especialmente útil para enfermedades como la sepsis, donde los síntomas progresan de leves a mortales antes de que tales pruebas puedan ser conducidas “.

La investigación ha sido publicada en la revista Physics of Fluids.

Fuente: Phys.org

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: