¿Dióxido de carbono en Europa? El James Webb detecta intrigante compuesto en la luna de Júpiter

Publicado el
¿Dióxido de carbono en Europa? El James Webb detecta intrigante compuesto en la luna de Júpiter

La IRCam del telescopio espacial James Webb de la NASA capturó esta imagen de la superficie de Europa, una de las lunas de Júpiter. Webb identificó dióxido de carbono, el cual probablemente se originó en el océano subterráneo. / Geronimo Villanueva (NASA/GSFC), Samantha Trumbo (Cornell Univ.), NASA, ESA, CSA. Crédito de procesamiento de imagen: Geronimo Villanueva (NASA/GSFC), Alyssa Pagan (STScI)

Europa, uno de los satélites de Júpiter, ha cautivado nuestra atención durante años, ya que sería uno de los pocos lugares en nuestro sistema solar donde podríamos encontrar vida tal como la conocemos. Gracias al Telescopio Espacial James Webb, ahora estamos un paso más cerca de entender este misterioso mundo.

El carbono, elemento esencial en la vida en la Tierra, se convierte en un indicador clave de la posible habitabilidad en otros lugares. En ese sentido, un equipo de astrónomos, mediante el uso del James Webb, realizó un sorprendente hallazgo: identificaron dióxido de carbono en una región específica de la superficie helada de Europa.

Sin embargo, surgen interrogantes sobre el origen de este carbono. Los análisis apuntan a que no proviene del espacio exterior a través de meteoritos, sino que probablemente se generó en el propio océano subsuperficial de Europa. Este enigma plantea desafíos intrigantes en nuestro camino hacia la comprensión de la habitabilidad de Europa.

 

Implicaciones 

El descubrimiento confirma la presencia de un elemento esencial para la vida en Europa y sugiere que su océano subsuperficial interactúa con la superficie al liberar compuestos químicos, específicamente dióxido de carbono. Este compuesto se localizó en la región conocida como Tara Regio, una zona geológicamente joven que indica actividad reciente y respalda la noción de un intercambio de materiales entre el océano y la superficie.

La NASA planea lanzar la misión Europa Clipper en 2024, que investigará en detalle la superficie y atmósfera de Europa. El objetivo es profundizar en el estudio de este intrigante satélite y determinar su potencial para albergar vida.

El equipo del James Webb también buscó evidencia de géiseres de vapor de agua en Europa, aunque no obtuvo pruebas concluyentes. La búsqueda de estos géiseres representa una alternativa para explorar el océano subsuperficial de Europa sin necesidad de perforar el hielo.

 

Este gráfico muestra un mapa de la superficie de Europa con NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb de la NASA en el primer panel y mapas de composición derivados de los datos NIRSpec/IFU (Unidad de Campo Integral del Espectrógrafo de Infrarrojo Cercano) de Webb en los tres paneles siguientes. En los mapas de composición, los píxeles blancos corresponden al dióxido de carbono en la región de gran escala de terreno caótico perturbado conocida como Tara Regio (centro y derecha), con concentraciones adicionales dentro de porciones de la región caótica de Powys Regio (izquierda). El segundo y tercer panel muestran evidencia de dióxido de carbono cristalino, mientras que el cuarto panel indica una forma compleja y amorfa de dióxido de carbono. / Geronimo Villanueva (NASA/GSFC), Samantha Trumbo (Cornell Univ.), NASA, ESA, CSA. Crédito de procesamiento de imagen: Geronimo Villanueva (NASA/GSFC), Alyssa Pagan (STScI)

 

¿Vida afuera?

El descubrimiento de dióxido de carbono en Europa es un emocionante avance en nuestra búsqueda de vida en el espacio, subrayando que incluso en los rincones más fríos y remotos de nuestro sistema solar, las sorpresas pueden aguardar. Europa se consolida como uno de los lugares más prometedores para buscar signos de vida más allá de la Tierra.

Mientras aguardamos más descubrimientos de misiones como Europa Clipper, podemos imaginar las posibles formas de vida que podrían habitar las profundidades oscuras de ese océano. ¿Microorganismos? ¿Formas de vida más complejas? Solo el tiempo y la ciencia lo revelarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *